Renuncia titular de la SSP de Ciudad Juárez

viernes, 30 de diciembre de 2016
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- Jorge Enrique González Nicolás, exfiscal general del Estado, renunció esta mañana a su cargo de secretario de Seguridad Pública de Ciudad Juárez y en su lugar fue nombrado de manera provisional el extitular de la Fiscalía Zona Centro, Sergio Almaraz Ortiz. Sin embargo, éste enfrenta un proceso legal por su presunta participación en la orden de archivar las denuncias por enriquecimiento ilícito y peculado contra el exgobernador César Duarte Jáquez y el exsecretario de Hacienda, Jaime Herrera Corral, en el caso Banco Unión Progreso. El pasado 14 de diciembre, el juez de Control, Eduardo Alexis Contreras Pérez, ordenó abrir el procedimiento penal contra el exgobernador y el exfuncionario de su gobierno, así como iniciar una investigación contra el Ministerio Público, quien confesó haber archivado el expediente por orden de su superior, Almaraz Ortiz. Este viernes, en conferencia de prensa, González Nicolás anunció su renuncia, no sin antes destacar las cifras de detenciones y decomisos de droga conocida como cristal que, dijo, bajaron los índices de violencia en esa frontera, a dos meses y 12 días de que fue nombrado. "Estuvimos al frente de la Secretaría de Seguridad Pública sin distraernos, haciendo un trabajo para Ciudad Juárez con estos resultados. Han sido una serie de señalamientos de carácter político que no nos han distraído", agregó en respuesta a quienes lo criticaron desde el inicio de su función. Luego, dijo que se dedicará a la academia, como era su plan original al concluir su encargo en la Fiscalía General, y agradeció la confianza del presidente municipal de Ciudad Juárez, el independiente Héctor Armando Cabada Alvídrez, por el nombramiento. Presente en la conferencia, el alcalde explicó que cuando los ciudadanos tenían temor de que regresaran los índices de violencia del pasado, invitó a González Nicolás a dirigir la SSP. "Este es el resultado del trabajo de un hombre comprometido con su ciudad, con su amigo (...). Cuando yo invité a Jorge, le dije: necesito que me apoyes, necesito que me ayudes a encabezar la Secretaría de Seguridad Pública. De manera generosa lo aceptó. Él venía de ser el abogado del Estado y pasó a ser el primer policía de Ciudad Juárez”. Tras reconocer públicamente “la generosidad” del ahora extitular de la SSP, Cabada Alvídrez explicó que ambos acordaron “que terminando el año terminaría también nuestra relación en ese sentido". Sobre las críticas que recibió cuando nombró a González Nicolás, el alcalde comentó: "Las decisiones que yo he tomado son con base en la autonomía de este municipio, no con base en presiones. Quedó claro desde el primer día de nuestro mandato, así seguirá siendo. Las hago en beneficio de la ciudad, no tienen ningún otro sentido mis decisiones y son nuestros tiempos. Quiero dejarles muy claro, que así seguirá siendo, haré que se respete siempre la autonomía del municipio". Las críticas El pasado 21 de octubre, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, manifestó su desacuerdo con el nombramiento de Jorge Enrique González Nicolás al frente de la SSP y de paso, por su trabajo en la FGE, así como el de Pablo Ernesto Rocha, exdirector de la Policía Estatal Única. Y acusó que ambos evitaron someterse a los exámenes de confianza del gobierno. Según el mandatario panista, González Nicolás dejó sumida en “grave crisis financiera” a la Fiscalía, además de que no dejó recursos ni gasolina para la operación de las unidades policiacas ni para la compra de reactivos para identificar cuerpos en el Servicio Médico Forense. Incluso, dijo que desmantelaron sistemas de inteligencia, entre otras irregularidades. Cuando tomó posesión como nuevo fiscal general del Estado, el pasado 12 de octubre, César Augusto Peniche Espejel, acusó que el Ministerio Público en manos de su antecesor perdió la rectoría de la investigación porque los agentes sólo actuaban si había una orden de Pablo Ernesto Rocha Acosta, actual director de la Policía Municipal de Juárez. "Como consecuencia, hay una cantidad cada vez mayor de carpetas de investigación que se rezagó. Se refleja en dos momentos en el proceso de judicialización; sobre todo en delitos de género, donde hay acumuladas hasta mil carpetas de investigación por cada agente, porque a los policías los tenían empleados en otras áreas y desdeñaban ese tema de justicia. En otras áreas hay de 300 a 400 carpetas por agente del Ministerio Público", acusó.

Comentarios