El "supergasolinazo" en Nuevo León

sábado, 31 de diciembre de 2016
MONTERREY, NL (apro).- Junto con el gasolinazo que llegará con el arranque de este 2017, las cuotas del transporte público también se incrementarán en la entidad. No se sabe cuánto ni cuándo subirán los boletos del camión interurbano, pero los efectos del incremento ya se perciben en la localidad. Desde el lunes pasado han cerrado numerosas gasolineras con el evidente propósito de esperar a que inicie el año para endosarle al consumidor las nuevas tarifas. En la zona metropolitana de la entidad la gasolina Premium subirá 22.8%, con lo que el litro pasará de costar 14.81 pesos a 18.19; la Magna, 16.7%, de 13.98 a 16.31 pesos, y el diésel, 16.4%, de 14.63 a 17.03 pesos. Las tarifas tendrán vigencia del 1 de enero al 10 de febrero próximo, de acuerdo con la Comisión Reguladora de Energía (CRE). Más aún, en el Congreso local ya se anticipa el tarifazo de enero. Así, el priista José Luis Garza, presidente de la Comisión de Transporte, advirtió que, en su justa dimensión, los pasajes deberían subir hasta en 50%. Pero aunque no se registrará un incremento de esa magnitud, sí habrá una afectación al bolsillo del usuario con el nuevo tabulador. De otra forma, dijo, la industria del autotransporte de pasajeros quebraría. Por ello será el Consejo Estatal del Transporte y Vialidad el que determine el nuevo precio del boleto. Al Congreso sólo le queda colocarse del lado del usuario y pedir que los empresarios no demanden un incremento abusivo, además de que mejoren las unidades y el servicio al usuario, justificó Garza Ochoa. Por su lado la Cámara de la Industria de la Transformación de Nuevo León (Caintra) consideró que el incremento afecta seriamente la oportunidad que tenía México de alcanzar las metas trazadas en la reforma energética del 2012. En un comunicado, el organismo empresarial señaló que en el transcurso del presente sexenio los precios de combustibles se han incrementado considerablemente, en particular el del diésel, que ha tenido un alza acumulada por hasta 47.6%. También advirtió que la liberalización de los precios propuesta por Hacienda ocasionará que los costos estimados promedio en todo el país alcancen una subida de hasta 20.1% en el caso de la gasolina Premium y de 16.4% en el de diésel. El organismo sentenció: “Los industriales nos enfrentamos a otros factores, entre ellos la volatilidad cambiaria, menor demanda exterior y desaceleración del mercado interno e incertidumbre comercial internacional”. Por tal motivo, la Caintra hizo un llamado a las autoridades federales para que incentiven esquemas de costos que reduzcan los efectos inflacionarios previsibles, “y así mantener la estabilidad de precios al consumidor, la confianza empresarial y la certidumbre en las inversiones de las empresas”. Las señales son ominosas, también, para el gobierno estatal, que ya anunció que el incremento en la zona metropolitana en el precio de los combustibles, uno de los más altos del país, afectará directamente la operación del aparato burocrático. El presupuesto 2017 estatal no consideraba el incremento de los combustibles ordenado desde el gobierno federal, por lo que se espera una afectación significativa en áreas de seguridad, pues el trabajo preventivo implica necesarios rondines y patrullajes en automóvil. Ahora corresponde a la administración de Jaime Rodríguez Calderón reconfigurar el gasto para hacer mayores ajustes aún y conseguir que los recursos alcancen para compensar el efecto del gasolinazo en las finanzas estatales. Por ello, "El Bronco" reaccionó airado ante la medida. En un pronunciamiento dirigido a Graco Ramírez, mandatario morelense y actual presidente de la Conago, el gobernador nuevoleonés demandó que sean convocados el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, y el director de Petróleos Mexicanos, José Antonio González Anaya, para que expliquen los motivos del incremento que entrará en vigor a partir del 1 de enero. El Bronco consideró injusto que sea la ciudadanía la que pague la deficiente operación de la llamada “empresa productiva del Estado”, que trabaja con evidentes deficiencias, lo que hace que la ciudadanía tenga que cargar con los costos derivados de su operatividad achacosa. “¿Por qué hoy las refinerías están produciendo menos, cuál es la razón? Tenemos que ir al fondo del asunto y no solamente con el incremento resolver los problemas, sino saber lo que está pasando y que de una vez por todas hagamos que Pemex funcione como debe funcionar y que no solamente lo tenga que pagar la sociedad”. “El gobierno no es una empresa. El petróleo es de los mexicanos y, evidentemente, creo que los mexicanos deben beneficiarse con el tema del petróleo y no perjudicarse. Pemex ha sido un mal ejemplo y creo que no tiene que seguir siendo un mal ejemplo”, expuso. Rodríguez Calderón urgió al gobierno federal a reducir su aparato administrativo y hacer sus propios ajustes. En protesta a los incrementos de impuestos y de las gasolinas, la asociación civil Ciudadano Empoderado, junto con otras agrupaciones y colectivos de la entidad, convocó a una serie de manifestaciones públicas. Así, pidió que los últimos días del año los conductores llevaran al mediodía sus unidades al cruce de las calles Zaragoza y Padre Mier, en el centro de Monterrey, para pintar leyendas en sus cristales y repudiar de esta forma el pago el impuesto predial y el de la tenencia vehicular, y su rechazo al gasolinazo. Y para el 2 de enero solicitan que la ciudadanía no pague los impuestos estatales y que simbólicamente tome los sitios donde se encuentran las cajas recaudadoras en el estado. También llamaron el 5 de enero a una caravana de protesta por los incrementos en la Macroplaza. Los inconformes partirían a las 17:00 en sus automotores del Estadio Universitario, del Estadio BBVA Bancomer, del Auditorio San Pedro y del Tec de Monterrey, rumbo a una magna concentración a las 18:00 horas frente al palacio de gobierno.

Comentarios