Encabeza diputada de MC protesta por gasolinazo en Guadalajara

sábado, 31 de diciembre de 2016
GUADALAJARA, Jal. (proceso.com.mx).- Alrededor de 150 personas se manifestaron esta mañana en la Plaza de la Liberación, en repudio al aumento de las gasolinas. En la movilización, encabezada por la diputada federal, Rosa Alba Ramírez Nachis y otros integrantes de la bancada del partido Movimiento Ciudadano (MC), los oradores cuestionaron la afectación que el alza en combustibles va a provocar en contra a la economía de toda la sociedad. La manifestación llevada a cabo al pie de la estatua de Miguel Hidalgo, ubicada en contra esquina del Congreso de Jalisco, estuvo resguardada por decenas de policías, de elementos de Protección Civil del ayuntamiento de Guadalajara y agentes de la Secretaria de Movilidad. Desde el aire un helicóptero de la policía se dio a la tarea de vigilar a los inconformes. Posteriormente, las decenas de ciudadanos abandonaron la explanada de la plaza y se trasladaron, a pie, hasta el cruce de Juárez y avenida Corona. Ahí se colocaron a las orillas de esas vialidades y con gritos se dedicaron a invitar a los automovilistas a su manifestación. Algunos conductores respondieron, al hacer sonar el claxon de sus vehículos; otras dieron permiso para que los activistas contra el gasolinazo, escribieran sobre el vidrio trasero de sus carros la palabra “NO”, en alusión al rechazo al incremento de la gasolina. Algunos de los manifestantes no dejaron de cuestionar la prontitud con que Movimiento Ciudadano salió a encabezar un movimiento de orden social. Dijeron que esperaban que en forma inmediata los diputados de MC dijeran qué iban a hacer para derogar el aumento al combustible. En breve diálogo con Proceso, la diputada Rosa Alba Ramírez Nachis dijo que no temía ser acusado de demagoga por atreverse a encabezar una causa popular y reconoció que en el caso de Guadalajara la marcha contra el gasolinazo no prende, tal como sí se ve en otras entidades. En el mítin los oradores acusaron al gobierno federal de llevar a cabo un aumento de hidrocarburos, en calidad de medida de orden estrictamente recaudatorio, y sin tomar en cuenta las verdaderas condiciones en que se encuentra la mayor parte de la población en todo México y a gritos se lanzaron el contra del presidente Enrique Peña Nieto, al que acusaron de traidor, a través de pancartas o con sus gritos y consignas. Demandaron también al gobernador priista de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval que deje de lado su actitud demagógica y que en verdad diga en forma pública las acciones que su gobierno va a llevar a cabo para contener el efecto del gasolinazo.