Sistema de Salud de Oaxaca en 'terapia intensiva” por desvío de 2 mil mdp: FODS

lunes, 5 de diciembre de 2016
OAXACA, Oax. (apro).- El Sistema de Salud en la entidad se encuentra en “terapia intensiva” porque el gobernador Gabino Cué y el extitular de la dependencia, Germán Tenorio Vasconcelos, dejaron un colapso financiero con el desvío dos mil millones de pesos, afirmó el Frente Oaxaqueño en Defensa de la Salud (FODS). Según Amaya Ángeles, Odilia Sánchez y Filiberto Cruz Vicente, integrantes del FODS, el Sistema de Salud se encuentra en la antesala del colapso porque el gobierno del cambio “deja un grave problema” en la materia, ya que Oaxaca ocupa hoy los primero lugares en desnutrición, muertes infantiles, partos fortuitos, muertes maternas, desabasto de medicamentos, material e insumos. Por tal razón, demandaron que se castigue penalmente a los servidores públicos que desviaron recursos, en virtud de que cometieron un atentado a la salud y a la vida. Los integrantes del FODS resaltaron que de acuerdo con informes de la Auditoría Superior de la Federación y la Secretaría de la Función Publica, Germán Tenorio Vasconcelos, exsecretario de Salud, cometió un desvío de recursos por más de dos mil millones de pesos. “Sin embargo, hay otros desvíos en otras áreas, lo que resulta un déficit incalculable”. Hicieron hincapié en que el recurso “no llega a los hospitales porque los secretarios de Salud de las tres últimos sexenios (José Murat, Ulises Ruiz y Gabino Cué) se lo quedan y terminan enriqueciéndose a costa de la vida de los enfermos”. Asimismo, explicaron que el hospital civil “Aurelio Valdivieso” tiene 180 camas con sobre cupo de 200%, razón por la cual tienen hacinados a los pacientes, sin contar que hay una recomendación de Protección Civil por el mal estado del inmueble. También el hospital del ISSSTE “Presidente Juárez” tiene un sobre cupo de 200% en el servicio de urgencias, y el del IMSS de 100% en todos sus servicios. Respecto del Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca, hubo desvíos desde su construcción, dado que fue levantado en terrenos comunales con 60 camas, equivalente a un nosocomio de segundo nivel. Los inconformes manifestaron que ese hospital es insuficiente porque no resuelve el objetivo para el cual fue creado, debido a que hay déficit de material, equipo e insumos, a tal grado que en el último año el paciente de plano ha tenido que realizar depósitos –de hasta 50 mil pesos– para comprar sus medicamentos y realizarse sus estudios. Además del desvío de recursos, el gobierno de Cué dejó a medias cerca de 50 obras hospitalarias, aunado a la supuesta pérdida de 100 millones de pesos para pagar uniformes y 800 millones que serían destinados a viviendas, retiros y préstamos. De acuerdo con los miembros del FODS, los cuatro hospitales tienen en remodelación sus quirófanos y están subrogando los servicios de hemodiálisis, endoscopía, radiología y laboratorio, aunque sólo el Hospital de Especialidades cuenta con Resonancia magnética y tomógrafo, pero casi siempre está descompuesto. Sobre el “seguro popular”, opinaron que no ha resuelto la crisis económica del Sector Salud. “Es un engaño, pues se convirtió en la caja chica del gobernador en turno y para pagos a instituciones privadas”, apuntaron. También manifestaron su solidaridad con los trabajadores de la Salud, en particular con los del hospital “Aurelio Valdivieso”, quienes se encuentran “en situación crítica” porque la vida de muchos de los pacientes está en riego y, por tanto, aquellos pueden ser demandados o agredidos por los familiares. El FODS se pronunció porque el nuevo gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, y la actual Legislatura atiendan con seriedad el problema de Salud sin evadir sus responsabilidades, pues si bien los hospitales del ISSSTE, IMSS y de Especialidades dependen de la Federación, en esos lugares son atendidos los oaxaqueños, y el gobernador y el secretario de Salud deben velar por la salud de sus gobernados y hacer las gestiones necesarias para subsanar el problema. En ese sentido, pidieron a los funcionarios “no seguir lucrando con la salud de los oaxaqueños, pues todo servidor público que desvíe un solo peso del Sector Salud debe ir a la cárcel porque comete un crimen de lesa humanidad”.