Joven que aplaudió la reforma educativa dirigirá el Instituto de la Juventud de Oaxaca

martes, 6 de diciembre de 2016
OAXACA, Oax. (apro).- Olivetti Paredes Zacarías, la priista que robó reflectores en el encuentro del presidente Enrique Peña Nieto con jóvenes mexicanos en su IV Informe de Gobierno, fue premiada por el gobernador Alejandro Murat Hinojosa con la dirección del Instituto de la Juventud de Oaxaca. La priista, cuestionada y ridiculizada en las redes sociales después de que felicitó al Ejecutivo federal por impulsar la reforma educativa –olvidándose del fallido desalojo en Asunción Nochixtlán, que dejó ocho muertos y más de cien heridos–, expresó el pasado 1 de septiembre: “Yo le aplaudo la reforma educativa y queremos que en Oaxaca se aplique la ley. Oaxaca es cultura. Oaxaca es Guelaguetza. Oaxaca es amor...”. Las palabras de Paredes Zacarías, una de las participantes en el encuentro con Peña Nieto al que asistieron militantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI), provocaron sátiras e incluso motivó al cantante oaxaqueño Gustavo López a dedicarle una canción. La joven de 30 años de edad, originaria de San Juan Guichicovi e hija de padre mixes, ha sido galardonada con el Premio Nacional de Acción Voluntaria y Solidaria y el Premio Nacional de la Juventud, y ahora tomó posesión como directora del Instituto de la Juventud de Oaxaca. Sus zalamerías e institucionalidad le rindieron fruto a quien fuera presidenta de la asociación civil Kamdejk “Sembrando Corazones”. Inspirado por la joven aduladora, el cantautor juchiteco Gustavo López escribió en su cuenta de Facebook: “Qué tiempos aquellos de las máquinas de escribir, siempre dije que las Remington eran mejores que las Olivetti. Bueno, ahora otra Olivetti lo confirma. Aquí les van estas décimas chacoteras –reír para no llorar–en relación a la ‘mujer del momento’, Olivetti Paredes (siquiera hubiera sido Remington Muro), en el circo informe de Peña Nieto”. Lucieron los acarreados En el circo del informe. Soldados sin uniforme, Estudiantes engañados, Eso sí, muy bien peinados, “Trajeadítos” y elegantes, Quien atrás, quien adelante, Todos con gran disciplina, Cuidado si alguien arruina El teatro de este farsante. Al estilo Televisa, Armaron todo el tinglado Llegaron de los estados Las juventudes priistas Y no faltó en la lista ¡Una istmeña, por favor! ¡Pero dónde andabas, Dios! Que no caíste ni en cuenta Que pusieron en vergüenza El traje istmeño, ¡Señor! ¿Y quién era la infumable, La que con voz zalamera “Oaxaca es amor”, dijera? Una Olivetti portable Que llevan a todas partes Para fotos de ocasión. En esta sí se pasó. Qué chinga pa’ las paisanas. Yo de Olivettis… ¡Ay, nana! Prefiero las Remingtón

Comentarios