Urgen ONU y CNDH poner fin a impunidad en Guerrero

miércoles, 7 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La inseguridad permanece en Guerrero, los casos de violaciones a los derechos humanos –particularmente las desapariciones– quedan impunes, crecen las víctimas de desplazamiento interno forzado, no hay acceso a la justicia y persisten las agresiones contra activistas y periodistas, concluyeron hoy la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y la oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH). Integrantes de ambas instituciones realizaron una visita de dos días en la entidad, donde observaron la “preocupante situación en materia de derechos humanos” que sufre la entidad y constataron “la falta de recursos humanos y materiales con los que cuentan la Fiscalía General de Justicia y otras instituciones”. El checo Jan Jarab, titular de la ONU-DH, e Ismael Eslava, primer visitador de la CNDH, se reunieron con organizaciones de la sociedad civil guerrerense, entre ellos familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa, víctimas de desaparición forzada en la noche del 26 de septiembre de 2014 y cuyo paradero sigue desconocido. Los participantes reiteraron su “disposición” para apoyar las misiones de búsqueda de verdad, justicia y reparación en el estado e insistieron en que podrían asistir técnicamente a Guerrero en materia de derechos humanos. “Para reducir los niveles de violencia debe ponerse fin a la impunidad”, sostuvo la ONU-DH en un comunicado. Y añadió: “Se requiere que los tres poderes del Estado, el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, se involucren activa y efectivamente; además, atender de forma efectiva esta situación requiere de una activa participación de la Federación en el ámbito de procuración de justicia”.

Comentarios