Balean a agente asignado a Casa de Gobierno en Colima; es el quinto en un mes

viernes, 9 de diciembre de 2016
COLIMA, Col. (apro).- Un agente de la Policía Estatal asignado a la vigilancia de la Casa de Gobierno fue atacado a balazos esta noche en el municipio de Villa de Álvarez, cuando viajaba en su vehículo junto con su familia por la carretera a El Espinal, a la altura de la colonia Tulipanes. Según los primeros informes, el agente resultó herido en el abdomen y fue trasladado a un hospital, donde su estado fue reportado como estable. Se trata del sexto policía del gobierno estatal baleado en poco más de un mes —los cinco anteriores murieron—, la mayoría de ellos atacados cuando se encontraban en momentos de descanso. El lunes anterior aparecieron mantas en diversos puntos del estado en las que el gobernador, José Ignacio Peralta Sánchez, fue advertido de que continuarían los asesinatos de policías si no son despedidos 40 elementos que dejó el exprocurador Felipe de Jesús Muñoz Vázquez, quien recientemente renunció para ser nombrado subprocurador especializado en Investigación de Delitos Federales de la PGR. Ese mismo día, Peralta Sánchez señaló en un acto público que los policías de las diferentes corporaciones de seguridad en el estado son atacados porque están combatiendo a la delincuencia, pero “no podremos sentirnos satisfechos de forma completa hasta lograr controlar a los delincuentes que siguen lastimando nuestra convivencia y afectando a las familias de la entidad”. De acuerdo con el gobernador, los agentes policiacos, en diferentes hechos, fueron ultimados por criminales que “los emboscaron de forma cobarde, cuando estaban desarmados y realizando sus actividades personales”. No obstante, aseveró que el mensaje de los atentados contra los agentes colimenses es que “ellas y ellos están cumpliendo, por eso los están atacando”. Ignacio Peralta añadió que la actuación de los agentes estatales está lastimando la operación de la criminalidad organizada, de otra forma “nadie afectaría a nuestros policías”, pues “los criminales atacan a quienes no pueden vencer, a quienes no pueden comprar y a quienes no pueden controlar”. Pero a pesar de los ataques, abundó, quienes integran la Policía Estatal no se arredran, por lo que la Policía Estatal sigue librando una batalla plena y firme contra la delincuencia que actúa en la entidad. “Nuestras y nuestros policías están adquiriendo un rango de heroísmo que nadie puede ni podrá negarles”. Al mismo tiempo anunció la creación de un programa integral de dignificación laboral de la Policía Estatal, con la finalidad de que quienes integran la corporación “sepan que vale la pena poner en riesgo su integridad física y hasta su vida”.

Comentarios