La Profepa sale en defensa de otro proyecto en Quintana Roo

martes, 16 de febrero de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) salió en defensa de otro proyecto en Quintana Roo. Se trata de “Desarrollo Inmobiliario Aerogolf”, promovido por el Club de Pilotos Isla Cozumel, S.A. de C.V. La Profepa precisó que dicho proyecto cuenta con autorizaciones de carácter federal y estatal, y subrayó que durante un vuelo verificó que no existe remoción de vegetación forestal ni construcciones recientes. A igual conclusión llegó el pasado 28 de enero, cuando aseguró que en el polígono Malecón Tajamar no hubo ni ecocidio ni devastación ambiental, y detalló que la zona ya estaba impactada previo a ese desarrollo, por lo que no contaba con las características para calificarlo como humedal. La respuesta de Profepa sobre el proyecto “Desarrollo Inmobiliario Aerogolf” se dio después de recibir denuncias ciudadanas que alertaban sobre un plan de edificación de hoteles, residencias, tiendas departamentales, canales y lagunas artificiales en la zona de playa Corona, cerca del Área Natural Protegida de Chankanaab. En un comunicado, señaló que su personal realizó una visita de inspección del 22 al 26 de enero, en la que corroboró que el Club de Pilotos Aerogolf cuenta con una autorización en materia de Impacto Ambiental Federal con fecha 3 de abril de 2009. Dicha autorización fue signada por la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (DGIRA) de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), puntualizó. Destacó que el proyecto también cuenta con la autorización estatal INIRAQROO/DG/DIA/064/2008 otorgada el 27 de marzo de 2008 por el Instituto de Impacto y Riesgo Ambiental del gobierno del estado de Quintana Roo. Y detalló que el predio donde se encuentra el club es de 580 hectáreas, en tanto que el aeródromo de servicio público ocupa 7.9 hectáreas y cuenta con pista, franja de seguridad, calle de rodaje, niveles de eje, rosa de los vientos, hangar, oficinas, áreas verdes, laguna, alambrado y franja de vegetación perimetral de amortiguamiento con seis años de funcionamiento. La Profepa sostuvo que durante la visita de inspección a través de muestreos en campo, determinó la condición natural de la vegetación en el predio, identificando la presencia de selva mediana subperennifolia, ecosistema que es de vital importancia para hacer frente a los ciclos ecológicos de la isla que sufre de abatimientos por huracanes, sin encontrar obras en proceso de construcción. Señaló que personal de inspección realizó un sobrevuelo en la zona sin detectar remociones de vegetación, por lo que continuará con la vigilancia a través de recorridos y patrullajes.