Hallan muerto a joven que realizaba pesca ilegal en Baja California

martes, 2 de febrero de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), en coordinación con la Secretaría de Marina (Semar), la Procuraduría General de Justicia estatal (PGJE) y el Servicio Médico Forense (Semefo), buscan a uno de tres jóvenes que sufrieron un percance a bordo de una embarcación menor en la zona conocida como Los Esteros, ubicada a 25 kilómetros al norte de San Felipe, Baja California. En un comunicado, la Profepa informó que dichas personas realizaban actividades de pesca nocturnas e ilegales en el Área Natural Protegida (ANP) Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado, cuando fuertes vientos y malas condiciones climáticas dejaron a la deriva a la embarcación. Uno de los tres ocupantes, originario de San Felipe, logró llegar a salvo a las costas de Baja California y emitió el reporte de extravío. El joven manifestó a las autoridades que él y otras dos personas de apelativos Majalco y Copetes realizaban actividades de pesca nocturna cuando fueron sorprendidos por las malas condiciones climáticas, e indicó que logró ponerse a salvo tras abandonar la embarcación. Hasta el momento, pese a las intensas labores de búsqueda, sólo ha sido posible encontrar el cuerpo de una de las personas reportadas como extraviadas, el de apodo Majalco, y la propia embarcación menor. Los trabajos para encontrar al otro tripulante continúan hasta este momento mediante el uso de embarcaciones tipo “Boston Whaler” y “Zodiack” de la Profepa, así como “Defender” e “Interceptora” y un avión tipo “Maule” de la Semar. En su comunicado, la Profepa detalló que derivado de las labores de búsqueda se halló una red “totoabera” en la zona donde quedó a la deriva la embarcación, instrumento en el que se detectó un delfín común (Delphinus delphis) sin vida que quedó atrapado en la misma. Con ello se demuestra que este tipo de artes de pesca son un peligro latente para las distintas especies distribuidas en el Alto Golfo de California, apuntó. También fueron localizadas otras 20 redes totoaberas, dos redes camaroneras y una red corvinera –todas con un valor aproximado de 600 mil pesos y con dimensiones que van de los 50 a los mil 500 metros–, así como tres organismos adultos de la especie totoaba macdonaldi. La Profepa mencionó que las actividades de pesca nocturnas, furtivas y en busca de la extracción de especies protegidas propicia graves y lamentables consecuencias a la integridad y salud de las personas e inclusive pone en riesgo la vida de quienes deciden llevarlas a cabo.