Síndica de Pungarabato pide licencia tras plagio de su esposo

martes, 2 de febrero de 2016
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Tras el secuestro de su esposo Gustavo Borja, la síndica perredista del ayuntamiento de Pungarabato, Rosalva Rendón Andrade, solicitó licencia por tiempo indefinido para separase del cargo a partir de este martes. Rendón Andrade envió ayer un oficio al titular de la oficialía mayor del Congreso local, Benjamín Gallegos Segura, en el que anuncia su decisión sin ofrecer mayores detalles. En el escueto documento, la síndica simplemente señala que espera que su petición sea turnada a la Comisión de Asuntos Políticos y Gobernación de la LXI legislatura local para el trámite correspondiente. Fuentes allegadas a la familia señalaron que Rosalva Rendón sucumbió a la presión de la delincuencia que opera en la región de Tierra Caliente. Ese factor, más el suplicio que vive desde hace cinco días, cuando su esposo fue secuestrado, obligaron a la síndica de Pungarabato a dejar el puesto que ostenta desde finales de septiembre pasado, cuando entró en funciones la administración que encabeza el alcalde perredista Ambrosio Soto Duarte, señalaron las mismas fuentes. La mañana del 28 de enero, el empresario ferretero fue secuestrado en pleno centro de Ciudad Altamirano. De acuerdo con reportes oficiales, el hecho se registró alrededor de las 8 de la mañana, cuando al menos dos sujetos armados que se desplazaban en un auto irrumpieron en el establecimiento comercial denominado Centro Ferretero Borja y se llevaron por la fuerza al también dirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en la región de Tierra Caliente. El lugar está ubicado a una cuadra del hotel donde pernoctan agentes federales de la división Gendarmería y a unos metros del centro de Ciudad Altamirano, donde se localiza la sede del ayuntamiento. Años antes, en 2011, un grupo armado ejecutó a Miguel Borja García –hermano del empresario secuestrado– y a su esposa mientras se encontraban en su negocio. Y, según fuentes oficiales, durante la campaña electoral del año pasado Rosalva Rendón recibió amenazas de muerte para que retirara su apoyo económico al entonces candidato y ahora alcalde perredista Ambrosio Soto Duarte, quien también denunció públicamente amenazas de muerte y presiones de la delincuencia para reclamar dinero de las partidas federales por concepto de pago de cuota del ayuntamiento.