Caen dos mandos del penal de Apodaca tras cateo que evidenció celdas de lujo

sábado, 27 de febrero de 2016 · 19:39
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Luego de que un cateo en el penal de Apodaca evidenció los lujos con los que purgan su condena algunos reclusos como celdas con aire acondicionado, pisos cerámicos, pantallas de televisión, espejos panorámicos y cortinas, dos mandos del centro penitenciario fueron detenidos. Juan Francisco Medina Herrera, subdirector operativo, y Juan Carlos Espiricueta Vidal, jefe de seguridad del penal están acusados de delitos contra la seguridad de un centro de detención, abuso de autoridad y delitos contra la salud en su modalidad de suministro de mariguana y cocaína. La Fiscalía los señaló de dar órdenes a los celadores de permitir el ingreso de diversos objetos al interior del penal. Además, consideró que estas omisiones en sus atribuciones permitieron que se estuvieran dando condiciones de inseguridad en ese reclusorio como las que culminaron en la masacre de 49 reos en el penal de Topo Chico. El cateo en interior del penal fue realizado el miércoles 17 de febrero de 2016 por 598 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, en presencia de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, e incluyó una revisión física de cada uno de los mil 890 internos y revisión en cada una de las celdas que ocupan. Entre los hallazgos está: 483 dosis de mariguana; 123 de cocaína; 107 de droga en piedra; 12 teléfonos celulares, 23 mil 245 pesos; 122 puntas metálicas; 38 cuchillos; 3 navajas; 83 tijeras; 10 pedazos metálicos; 29 pinzas de metal; 56 martillos; 2 cadenas; 2 serruchos y 37 desarmadores. También 53 cajas de cerillos; 46 encendedores; 123 cortauñas; 6 plumas; 12 arcos de segueta y 9 seguetas; 27 memorias USB; 2 agujas para tatuar; 17 cajas de hojas de afeitar; 56 paquetes de cigarros; 47 paquetes de papel para tabaco; 24 herramientas diversas; 15 jeringas; 18 agujas para coser; y 169 películas.