Opositores a construcción de presa denuncian agresión en Puebla

lunes, 29 de febrero de 2016
PUEBLA, Pue. (apro).- Pobladores de la localidad de San Felipe Tepatlán denunciaron que el jueves 25 fueron intimidados con arma de fuego por empleados de Deselec1-Comexhidro que iniciaron trabajos para la construcción de una represa sin autorización de la comunidad. Integrantes de la organización Tutunaku-Nahutal “Guardianes del Río Ajajalpan”, refirieron que, al descubrir a los trabajadores de la empresa cuando realizaban labores de construcción en su territorio, los confrontaron para pedir que suspendieran los trabajos. “Ante esta situación, una comisión de la comunidad fue hasta el lugar de los hechos para exigirles que dejaran de dañar a la Madre Tierra con sus excavaciones. Cuando llegamos allí, uno de los trabajadores sacó un arma con intención de amedrentarnos y provocarnos, generándose momentos de mucha tensión”, relatan en un comunicado. “Por tal motivo, nuevamente denunciamos públicamente que la empresa Comexhidro utiliza la violencia para imponer el proyecto hidroeléctrico Puebla 1, que traería graves daños a la Madre Tierra y a nuestras vidas”, recalcan. El proyecto hidroeléctrico Puebla 1 pretende construir una cortina de 42 metros de altura para la generación de energía con una potencia de 60 MW, la cual se pretende establecer en el río Ajajalpan, a la altura de los municipios de San Mateo, Ahuacatlán y Tepatlán. Esta obra correrá a cargo de la empresa Deselec 1 y Comexhidro. “Exigimos a las autoridades que respeten los acuerdos tomados en la asamblea del 5 de julio 2015, donde participaron autoridades del gobierno estatal, federal y municipal y más de mil personas de San Felipe Tepatlán”, refieren los pobladores. Igual señalaron que como comunidades indígenas también exigen que se respete el derecho a la libre determinación y al territorio. “El proyecto hidroeléctrico pone en peligro la vida de nuestras comunidades para beneficiar a la transnacional Walmart, por lo que exigimos su cancelación”. De acuerdo con la información que han recabado las comunidades afectadas por este proyecto, la electricidad que genere la hidroeléctrica Puebla 1 en aguas del río Ajajalpan servirá para “autoabastecer” a sus socios que bajarán sus costos y aumentarán sus ganancias. Así, al usar la red eléctrica nacional se beneficiarán negocios como Walmart, Suburbia, Waldo’s Dólar, Operadora Vips, Colchas México e Ileana Jinich Mekler. “Responsabilizamos al gobierno federal, al gobernador Rafael Moreno Valle y a Comexhidro de cualquier situación de violencia y confrontación hacia las personas que vivimos en el municipio y que defendemos nuestro territorio”, advirtieron las comunidades que son respaldadas por organizaciones agrupadas en la Red de Defensa de los Derechos Humanos.

Comentarios