Exige Congreso de NL cese del procurador de ‘El Bronco’

jueves, 10 de marzo de 2016
MONTERREY, NL (apro).- El Congreso local pidió la salida del procurador Roberto Flores Treviño luego de que el funcionario compareciera ante los legisladores, quienes se declararon “insatisfechos” con las respuestas ofrecidas por los líos que tuvo con la ley de Estados Unidos por problemas de apuestas en Las Vegas. Flores compareció esta tarde ante la Comisión de Seguridad y Justicia, donde fue cuestionado por los diputados por las recientes publicaciones que revelaron que fue fichado dos veces y acusado en otras tres por girar documentos fraudulentos en casinos de Nevada. En principio, Flores Treviño ofreció una disculpa debido a que el pasado 7 de octubre, en su primera comparecencia ante legisladores y en la que obtuvo su aval para ejercer el cargo, no hizo mención a estos procesos judiciales que enfrentó en la Unión Americana. Sin embargo, justificó que la deuda en los casinos era un asunto personal que no tenía la obligación de exponer ante nadie. “No hice un comentario respecto de esa deuda porque simple y sencillamente es una situación de mi vida privada, es como si le hubiera debido al banco o a la tarjeta de crédito (…) No juzgué prudente. Pero quiero decirles una cosa: que pensándolo ahora con todo esto que ha sucedido, quiero ofrecerles una disculpa por no decirles yo a ustedes que debía yo a un casino y que ya había pagado. A lo mejor debo esculcar en todos los cajones qué tantas cosas más he debido”, admitió. En su presentación de casi 50 minutos, en la que respondió a 18 preguntas previamente formuladas, aseguró que nunca firmó cheques sin fondo, y que no tiene problemas para pasar a Estados Unidos, pues recientemente acudió a una reunión de procuradores fronterizos en Phoenix, Arizona. Luego de negar que sea un ludópata, presentó a los diputados un documento en el que señaló que ya había saldado totalmente su deuda con los casinos y aunque dijo que no quería que los medios se enteraran de la cantidad que debía, trascendió que fueron más de 26 mil dólares, como lo dio a conocer Apro, al revelar el escándalo el lunes pasado. Al finalizar la comparecencia y cuando Flores ya se había retirado, el coordinador de la bancada panista, Arturo Salinas, demandó que el procurador sea despedido, pues los presentes obtuvieron conclusiones graves de la comparecencia al quedar demostrado que ocultó al gobernador Jaime Rodríguez Calderón sus problemas con la justicia estadunidense. “Lo que procede es el cese inmediato del nombramiento del procurador por parte del gobernador, en términos del artículo 39 de la Ley del Servicio Civil de Nuevo León, que tiene la facultad de remover al procurador por una razón muy lógica: en su fracción cuarta se establece que incumplir con una falta de probidad u honradez, será motivo para separar un funcionario público del cargo”, dijo. Como su jefe inmediato, acotó, El Bronco debe tomar la decisión, pues luego de la comparecencia del procurador los legisladores observaron que hay elementos para la destitución, explicó Salinas. Gabriel Tláloc Cantú, presidente de la comisión, señaló que el funcionario engañó al Congreso, pues en la anterior comparecencia no les hizo mención de aquellos problemas que tuvo y que lo llevaron a ser hasta fichado. “Omitir es mentir, pero si leo los requisitos para ser procurador, estrictamente, si el tema no es una sanción corpórea, que amerite más de una sanción de un año, si no hay nada que ocultar, hubiera sido bueno y loable que lo hubiera puesto sobre la mesa”, dijo. Luego manifestó que el funcionario incurrió en una “falta de respeto” hacia la legislatura, al ironizar en sus respuestas sobre los señalamientos que se le hicieron en el cuestionario que le presentaron los diputados. “Es una falta de respeto completa y absolutamente. No se puede, por más que se quiera hacer light una comparecencia. Hubo declaraciones y frases sumamente ofensivas, no sólo para esta soberanía, si no para los propios reporteros que estuvieron ahí, muy fuera del lugar. Entiendo la desesperación, no la justifico, pero es una actitud muy grosera”, lamentó. También mencionó que su exhibición en fichas tomadas por la Corte de Nevada generan un impacto negativo entre la ciudadanía. “Obviamente deja qué pensar, porque es dramático ver las imágenes de una persona fotografiada de frente y de perfil en cualquier situación (…). Causa muy mala imagen y un mal impacto, aun cuando los abogados que sabemos del tema podemos minimizarlo, porque al ser pagados (los cheques) no le trae pena corpórea”, explicó. Enseguida recordó que en la entidad las autoridades se han esmerado por disminuir la proliferación de casinos y el tema de la ludopatía, por lo que “es necesario que nuestras autoridades nos lo demuestren de la misma manera, pues aunque no sea delito, si tomamos acciones, debemos pregonar con el ejemplo”. “Hay una molestia generalizada, porque no es lo que se espera de una figura que encabece la Procuraduría. Si bien todos podemos cometer errores, la gente está en shock. No es necesario que replique lo que ha dicho tanta gente en todos lados”, dijo. El coordinador de la bancada priista, Marco González, se sumó a las demandas de cese, pues consideró impropio que el titular de la PGJE sea una persona polémica. “Esta comparecencia no satisface a la ciudadanía. No dio respuesta concisa de lo que espera de parte de la gente. La justicia de Nuevo León prácticamente está en manos del procurador y esta figura debe ser nada polémica, respetable y sin controversias. Por eso insistí mucho, si no hay otro detalle que pueda salir próximamente”, señaló. El miércoles anterior, el gobernador se dijo molesto debido a que Flores le había ocultado las fichas y los procesos por fraude en Las Vegas, y aunque dijo que su colaborador se equivocó, advirtió que no lo despedirá.

Comentarios