Denuncian a fiscal de Oaxaca por solapar a sacerdote golpeador

lunes, 14 de marzo de 2016
OAXACA, Oax. (apro).- La fiscal especializada para la Atención de Delitos contra la Mujer por Razón de Género, Iliana Araceli Hernández Gómez, fue denunciada ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) por proteger conductas ilícitas del sacerdote Manuel Arias Montes. El abogado Alejandro López Noyola presentó la queja ante la defensoría el viernes 4 debido a que la fiscal “no ha tomado alguna determinación ni acción contundente”, pese a que Alma Delia Gómez Soto presentó la denuncia el 28 de noviembre, según consta en la averiguación previa 1498/V.I:/2015 en contra del religioso por violencia intrafamiliar. Al contrario, acusaron a la fiscal de “realizar el trabajo sucio” al reunirse con el cura y otros sacerdotes en la región mixteca para filtrarle información con el propósito de dilatar el proceso jurídico. Mientras tanto, la afectada ha sido despojada de su vivienda, de sus dos hijos y ha sido sometida a un linchamiento mediático. En su queja, Gómez Soto manifestó que el 27 de noviembre “fui agredida física, verbal y psicológicamente por mi concubino, Manuel Arias Montes, quien (siendo sacerdote) me tomó como mujer desde que la suscrita contaba con la edad de 16 años y me sometió bajo su poder y dominación alrededor de 30 años”. Ante el miedo de ser señalada por la sociedad, “y de exponerme a que nadie me creyera las atrocidades y abusos a los que fui sometida, decidí guardar silencio y convertirme en la concubina del sacerdote Manuel, con quien procreé dos hijos, a los que también sometió bajo su dominio y manipulación, pues aparte de negarlos los obligaba a ocultar la identidad de él como su padre, a vestir y comportarse, escuchar música y realizar otras actividades al gusto de mi concubino”. Además, “siempre me humilló, menospreció y vejó, hasta que el 27 de noviembre lo hizo a golpes, razón por la que decido presentar mi denuncia ante la Fiscalía, sin embargo, desde la fecha de la presentación de mi denuncia he tenido que pasar peripecias para que se le dé puntual trámite a la indagatoria, a la que le siguieron que fui lanzada de mi domicilio y despojarme de mis hijos”. A ese trato cruel e inhumano, abunda la quejosa, “la Fiscalía en lugar de realizar las investigaciones para determinar la culpabilidad del denunciado, únicamente se ha limitado a pedirme testigos de cargo y esperar a que todos los elementos configurativos del delito los aporte la suscrita, cuando es obligación del MP, lo que revela la parcialidad con la que se conduce la fiscal Iliana, quien ha dejado de lado la defensa de las mujeres y ha preferido las dádivas y los reflectores”. Por ello, pide a la defensoría dicte medidas precautorias a que haya lugar “a fin que la suscrita goce de seguridad jurídica”. El abogado Alejandro Noyola manifestó que “Ileana Araceli Hernández Gómez le filtra información al sacerdote para tener la intervención y el sacerdote se presentara el 2 de marzo para retrasar la administración de justicia”. Además, trata de desviar el caso y convertirlo en un asunto político-religioso alegando que es por su denuncia contra la pederastia clerical. Entonces, dijo, “desconfiamos de Iliana que es persona ruin. No sé por qué el fiscal Joaquín Carrillo la sigue teniendo ahí, sabemos que el gobernador Gabino Cué tiene que ver para tenerla ahí pero la señora no hace nada por los feminicidios, pero lo que sí hace es amañase con los denunciados para seguir ostentando el puesto. Estoy molesto con la fiscal porque no queremos que estos hechos queden impunes ni en el silencio”. Finalmente, el abogado y Alma Delia manifestaron que temen por su integridad física. “Si el sacerdote dice que teme por su vida, nosotros también decimos que tememos por nuestra integridad, porque el cura tiene contactos a nivel internacional y tiene amistades de mañas en el rumbo de la Mixteca. El que tenga oídos que escuche y no al rato que se lamenten”, puntualizaron.

Comentarios