Desplome de espectacular abre esperanzas para que Kimberly vuelva a caminar

lunes, 14 de marzo de 2016
METEPEC, Edomex. (apro).- Kimberly, una pequeña de 5 años, es un milagro para sus padres, Luis Alberto Noyola, el joven que grabó el video del desplome del espectacular sobre dos autos en Metepec el miércoles 9, y Dulce Viviana Mata González. La niña contrajo meningitis cuando tenía un año y desde entonces padece parálisis cerebral, sufre crisis convulsivas y sus defensas son bajas, por lo que es propensa a enfermedades virales; no habla, sufre espasmos y tampoco controla sus esfínteres. Luis Alberto, de 24 años, y Dulce Viviana desean reintegrar a la niña al Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT) de Tlalnepantla, donde la llevaron dos años a terapia. El mayor anhelo de ambos es ver caminar a la niña –quien ya se sostiene de pie y pasea alrededor de su cuna–, pero sus ingresos son insuficientes para solventar los pasajes. “Nos detuvo el costo del traslado”, indicó el joven que trabaja en una agencia automotriz de Metepec, y además padre de Emily, una pequeña de ocho meses de edad. Gracias a su empleo cuenta con seguridad social, y allí les proporcionan los medicamentos anticonvulsivos para la niña. En busca de apoyo para el traslado, el muchacho recurrió al ayuntamiento de Metepec, donde le ofrecieron una despensa mensual. Los vientos extraordinarios de la semana pasada y su corazón solidario le reabrieron la posibilidad de concretar la ayuda. Aquella mañana Luis Alberto se encontraba en su trabajo, donde se encarga de preparar los vehículos que serán entregados a los clientes. Observó el movimiento del espectacular con el viento de hasta 80 kilómetros por hora, provocados por la decimoprimera tormenta invernal y los frentes fríos 44 y 46. Enseguida recordó que el anuncio era endeble desde meses atrás, de tal manera que lo grabó ante la posibilidad de su desplome, pero sin pensar en que afectaría a alguien. Cuando la estructura aplastó los automóviles, Luis Alberto corrió a brindar ayuda al pasajero de un Jetta gris, a quien sacó del vehículo y llevó a la agencia en la que labora, mientras otras personas hacían lo propio con los ocupantes del Tsuru del que Minerva Serrano resultó con fractura vertebral. Hoy aquella experiencia que “afortunadamente” no cobró vidas humanas se ha transformado para Luis Alberto y Kimberly Bridget en una esperanza. Después de popularizarse su video del espectacular, el gobernador Eruviel Ávila ofreció que el DIF mexiquense los apoyará con las terapias para que Kimberly vuelva a caminar.

Comentarios