Investigan por fraude al Fideicomiso Elevemos México, de Microsoft

martes, 15 de marzo de 2016
MONTERREY, NL (apro).- El gobierno estatal inició una investigación contra el Fideicomiso Elevemos México (FEM), de Microsoft, debido a que registró cursos que no se realizaron y, además, se excedió en los costos de algunas capacitaciones. De acuerdo con fuentes consultadas, la Contraloría estatal detectó que si bien el FEM desapareció al finalizar la administración de Rodrigo Medina de la Cruz, algunos de sus exempleados continúan cobrando, por lo que esa y otras anomalías serán turnadas a la Fiscalía Anticorrupción. Elevemos México estaba dentro de la Secretaría de Desarrollo Económico del estado (Sedec), que preside Fernando Turner, y su último director fue Roy Luka Lavcevic de la Torre, según el organigrama que aparece en la página del gobierno de Nuevo León. En su currículum se menciona que antes de encargarse del Fideicomiso, Lavcevic fue director de Estudios y Análisis Económico de la Asociación Nacional de Empresarios Independientes (ANEI), de 2006 a 20015. Y la ANEI fue creada precisamente por Fernando Turner, quien fungía como presidente ejecutivo de Elevemos México en la entidad. Fideicomiso indefinido En la administración del priista Rodrigo Medina se abrió el centro de tecnología denominado Microsoft Innovation Center (MIC), en una oficina propiedad del Tecnológico de Monterrey, en el Centro Internacional de Negocios (Cintermex) del Parque Fundidora. El MIC operaba como fiduciaria del Banco del Bajío a través del Fideicomiso Elevemos México, y su creadora y directora fue Zally Alanís Izaguirre. Microsoft y el gobierno del estado firmaron un convenio de colaboración en 2011 y 2013 para abrir el MIC. Su propósito era dar cursos y otorgar certificaciones a los beneficiados, de acuerdo con la fuente consultada. La página web del gobierno nuevoleonés destaca que el FEM apoyaba a pequeñas y medianas empresas (pymes) para maximizar negocios y productos con uso de tecnología, y participaban las Universidades de Monterrey (UdeM), Autónoma de Nuevo León (UANL), Valle de México y el Tec Milenio, según el informante. Era como una especie de incubadora de tecnología con el respaldo de Microsoft, que en su punto máximo de funcionamiento movía hasta 40 millones de dólares anuales en software, respaldos, licencias y capacitaciones gratuitas para estudiantes, alumnos y hasta “jóvenes en situación difícil”, como se conoce a aquellos que integran las pandillas. Y el gobierno de Medina se encargaba de pagar la nómina y la operación del MIC. De acuerdo con la fuente, trabajaron entre 2013 y 2015. En cada uno de esos años manejaron presupuestos que rondaban los 10 millones de pesos anuales. Sin embargo, cuando Rodríguez Calderón llegó a la gubernatura eliminó el Fideicomiso, o eso fue lo que se anunció. La directora Alanís Izaguirre fue despedida y en su lugar quedó Lavcevic de la Torre, economista por el Tec de Monterrey con maestría en Finanzas por esa misma institución. En el portal de la administración se menciona que ocupó el puesto desde el 9 de octubre de 2015. Ya sin el respaldo del gobierno de Nuevo León, el MIC se convirtió en una empresa privada, aún respaldada por la firma Microsoft de Bill Gates. El 26 de febrero pasado Jaime Rodríguez anunció un programa de fusión y desaparición de dependencias mediante un acuerdo de reestructura organizacional de la administración pública del estado, por lo que fueron desaparecidas 90 dependencias, entre oficinas, secretarías, subsecretarías y fideicomisos, y se anunció el despido de 700 empleados, aunque oficialmente no se dio por terminado Elevemos México. En las auditorías que inició la actual administración se detectó que en el FEM se daban cursos de capacitación con sobreprecios. Algunos resultaron ser simulaciones, pues sólo fueron localizados en papel, pero no se encontró evidencia de que el trabajo hubiera sido realizado, y hasta ahora no se ha encontrado al responsable del presunto fraude. La fuente gubernamental dijo que Banco del Bajío, como fiduciaria, sigue cobrando una comisión aproximada de 30 mil pesos al mes por operar el Fideicomiso que supuestamente ya no existe. En el espacio de Transparencia del gobierno de Nuevo León no está inscrito el nombre de Lavcevic de octubre a diciembre de 2015. Y en este último mes apareció el nombre de Alanís Izaguirre con un sueldo de 44 mil pesos. La nómina de Elevemos México no apareció ya en enero y febrero de este año. Como dirección del administrador del FEM está la de Cintermex, aunque, según el informante, ahí está el MIC, pero ya como empresa ajena al gobierno de Nuevo León. El Fideicomiso adeuda al Tecnológico de Monterrey alrededor de 700 mil pesos por concepto de renta del local que ocupaba en el espacio Cintermex.

Comentarios