Venderán casas de cultura y bibliotecas en Querétaro; "no funcionan", dice alcalde

miércoles, 16 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El alcalde panista de Querétaro, Marcos Aguilar Vega, admitió que en su momento las casas de cultura y bibliotecas instaladas en el municipio fueron una “muy buena propuesta” de su adversario en la contienda política, sin embargo, dijo, esos inmuebles se pondrán a la venta porque están subutilizados. De acuerdo con Aguilar Vega, en la capital de Querétaro no hay una política de cultura, debido a que en pasadas administraciones únicamente se destinaban recursos al Instituto de la Cultura y se dispersaba en una comunidad que depende del gobierno. Además, apuntó, las casas de cultura que encontró funcionando al iniciar la administración municipal eran un “elefante blanco” porque que no funcionaban como tales. Por ese motivo, añadió, se construirán dos centros para la cultura y la paz en las delegaciones Felipe Carrillo Puerto y Epigmenio González, y en cuanto queden listos se venderán las siete casas de la cultura y nueve bibliotecas que pertenecen al ayuntamiento. En estos centros comunitarios se congregarán espacios para la cultura, artes y oficios, adulto mayor, menores, centro de mediación y bibliotecas, entre otros, puntualizó. Esto permitirá que todos los integrantes de las familias acudan a un solo lugar en donde se ofrezcan diversas actividades. “Son espacios muy completos que no tiene esta ciudad. El haberlos diversificado en la historia nos ha llevado al resultado que hoy tenemos. Tenemos claro que lo que hemos hecho en materia de cultura está muy por debajo de lo que la ciudad necesita”, resaltó el alcalde. Sobre la venta de las casas de cultura y bibliotecas, destacó que “todos son bienes inmuebles del gobierno municipal, y con toda transparencia tendremos que ir a un proceso de desincorporación con el ayuntamiento. (Se tiene que) Elaborar un avalúo para ofrecerlas a la venta”, explicó. Según el alcalde, en días pasados realizó un recorrido por las instalaciones de las casas de cultura y constató que las políticas aplicadas para atraer a la población sencillamente han fracasado. Puso como ejemplo la casa ubicada en la delegación Josefa Vergara, la de mejores condiciones, que apenas capta 500 usuarios al mes.

Comentarios