Universitarios abuchean al gobernador de Querétaro

lunes, 21 de marzo de 2016
QUERÉTARO, Qro. (apro).- En la misma Plaza de Armas donde el gobernador Francisco Domínguez Servién festejó su triunfo hace seis meses, alrededor de mil 500 estudiantes, académicos y trabajadores de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) abuchearon esta mañana al Ejecutivo estatal y le exigieron sacar las manos de la institución académica. De acuerdo con el académico Víctor López Jaramillo, los universitarios se concentraron para defender la autonomía universitaria y rechazar el intervencionismo del gobierno estatal al crear grupos de choque. “Esa es una clara violación a la autonomía, actos que me recuerdan los peores momentos cuando el PRI gobernaba en los años 60 y 70, parece que estamos regresando a esas épocas oscuras”, afirmó López Jaramillo. Hace seis meses, cuando Domínguez Servién presentó a los integrantes de su gabinete en la Plaza de Armas, ofreció gobernar escuchando a la ciudadanía, e incluso exhortó a los asistentes a “chiflarle” si alguno de sus subalternos cometía errores. “Ojo, si alguno de ellos no cumple, cualquiera de ustedes me chifla y me avisa, a mí no me va a temblar la mano para corregir lo que haya que corregir”, arengó el panista en aquella ocasión. Hoy varios de los universitarios reiteraron las denuncias sobre la intromisión de agentes de la Secretaría de Gobierno, que encabeza Juan Martín Granados Torres, en la UAQ. También criticaron la parcialidad del secretario del Trabajo, José Luis Aguilera Rico, en el proceso de huelga –que lleva ya dos semanas–, así como la amenaza del titular de Educación, Alfredo Botello Montes, de retener recursos federales a la institución si el paro de labores no se soluciona en breve. Los silbidos y reclamos no fueron escuchados por el gobernador de Querétaro, que esta mañana viajó a la delegación Bernal, del municipio de Ezequiel Montes –a casi 60 kilómetros de distancia–, para asistir a un evento relacionado con el equinoccio de primavera. Este lunes el rector de la UAQ, Gilberto Herrera Ruiz, reiteró lo que dijo en la conferencia del pasado viernes 18 y que fue desvirtuado por el propio gobernador de Querétaro y varios medios locales: “Esta no es una concentración por la cuestión de la huelga, la huelga es un elemento más de la intromisión de gobierno del estado, y estamos seguros de que si (el gobierno estatal) saca las manos de este proceso se va a arreglar este diferendo, de eso tengo la certeza total”. El rector Herrera Ruiz propuso al gobernador una reunión con los universitarios, el próximo 7 de abril, para abordar el tema de la autonomía y lo relacionado con el presupuesto para la UAQ. “Vamos a exigir no sólo la autonomía, sino también un presupuesto suficiente para que no tengamos problemas en cumplir los contratos colectivos. No vamos a exigir más, pero tampoco vamos a permitir recibir menos; que se cumpla la Constitución del estado”, subrayó. En campaña, el gobernador de Querétaro fue entrevistado por la televisora universitaria TVUAQ, donde se comprometió a incrementar en 10% cada año el presupuesto para la institución académica, sin embargo, hasta ahora sólo le asignó 3.1%. En respuesta, Herrera Ruiz pidió a todos los universitarios, queretanos “y todos los que aman a la Universidad, defender el futuro de la institución. Está en nuestras manos el no mendigar, el exigir que se cumplan las cosas”. Durante la protesta los universitarios mostraron pancartas con diversas consignas, entre ellas: “Pancho quita tus manos sucias”, “Un universitario DEFIENDE a su alma máter NO la ofende 100% UAQ”, Laura Leyva instrumento del gobierno para poner patas arriba a la UAQ”, o “La autonomía es de los universitarios fuera gobierno”. En su alocución, el rector agradeció la presencia en las marcha de estudiantes, profesores y sociedad en general “en un día difícil que nos juraron que no se iba a lograr”. Añadió: “Jóvenes universitarios en general, nos han amenazado, seguro van a iniciar una carrera de desprestigio para la universidad, para las personas que encabezan la universidad. Tenemos que mantenernos unidos. Toda la universidad está luchando por un mismo objetivo y estoy seguro que todos juntos lo lograremos. No permitamos injerencias ni divisiones dentro de la universidad y no hagamos caso ni a las amenazas ni a las denostaciones”.

Comentarios