Buscan expertos reencauzar el río Atoyac para evitar desabasto de agua

viernes, 4 de marzo de 2016
XALAPA, Ver. (apro).- Estudios geofísicos de la Secretaría de Protección Civil (SPC) aseguran que no existe riesgo de que las grietas del río Atoyac y el socavamiento que tuvo el pasado miércoles afecten a la población, sin embargo los especialistas consideran que será necesario realizar un canal en su margen izquierda, de 100 metros de largo por dos de ancho, para tratar de reencauzar el afluente, y así evitar que varias colonias periféricas de media docena de municipios se queden sin el vital líquido. Será después de diez análisis y otros estudios elaborados por técnicos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y de la SPC cuando se determine el origen de la grieta que absorbe la corriente, señalaron especialistas de esta última dependencia a través de un comunicado. “No existe un riesgo directo inmediato para la población, pues el socavón no afecta a viviendas y no ha sido necesario evacuar a los habitantes”, expusieron. La Secretaria de Protección Civil considera importante analizar el fenómeno geológico que podría ocasionar problemas de abasto de agua en localidades que se encuentran río arriba. Los expertos explicaron que junto con las secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y de Medio Ambiente (Sedema) estatal, así como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), se estudiará si existe algún daño para la flora, fauna y el propio terreno. “La grieta está provocando la pérdida de aproximadamente 200 litros de agua por segundo, además de que se tienen que efectuar todavía al menos una decena análisis geológicos y físicos para determinar la causa; aunque una es que se debe a que la zona es de piedra caliza y ya en años anteriores había ocurrido un hecho similar”. Ayer un grupo de geólogos expertos de la SPC acompañaron a técnicos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para hacer estudios, revisión y supervisión de una grieta que se presentó la tarde del miércoles sobre los afluentes del río Atoyac y que prácticamente lo dejaron seco en vísperas de primavera. Ese día por la tarde, campesinos y pobladores de este municipio reportaron a autoridades municipales que una presunta “grieta” o “falla geológica” había dejado sin corrientes de agua el cuerpo hidráulico ubicado en la zona centro-montañosa del territorio veracruzano, lo que dejó a varias colonias marginales de este municipio sin el vital líquido. La grieta tiene una longitud de aproximadamente 30 metros de largo y de 17 a 20 de ancho, misma que atraviesa el río Atoyac y ocasiona que sigan afectando los terrenos, debido a que continúan abriéndose las grietas.

Comentarios