Cabildo de San Pedro declara persona non grata a magistrado

martes, 8 de marzo de 2016
MONTERREY, NL (apro).- Por unanimidad, el cabildo de San Pedro declaró persona non grata al presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del estado, Carlos Emilio Arena Bátiz, por dejar libres a los responsables del asesinato del empresario Damián González del Río, ocurrido el 30 de julio de 2012. Se trata de Diego Zárate Ibarra, El Negro; José Fidencio Armendáriz Guardiola, El Perro o El Monstruo; José Antonio Porras Ramírez, El Hecho Garras, y José Ángel Álvarez Lázaro, El Pelón. Este martes, al finalizar la sesión de Cabildo, el alcalde panista Mauricio Fernández Garza refirió que pese a la confesión de los cuatro sujetos, el juez de primera instancia del Juzgado Segundo Penal y de Preparación, Raymundo Martínez González, los dejó en libertad. Posteriormente, explicó a los regidores, el magistrado Carlos Emilio Arena Bátiz notificó que la liberación de los delincuentes fue posible por ordenamientos constitucionales, “de acuerdo con los nuevos criterios establecidos en la ley”. El alcalde acusó al presidente del TSJ de falta de compromiso con los habitantes de San Pedro Garza García, porque ha demostrado desinterés para mejorar la ley. Si cuestiones técnicas en los procedimientos permiten que los criminales confesos sean liberados, se requiere de una actitud proactiva que motive reformas que beneficien a la población, apuntó. “Hasta la fecha no ha habido comunicación ni interés de parte del magistrado para explicar a los sampetrinos, ni a la población en general, los criterios que se han seguido para justificar la liberación de los delincuentes ya señalados”, destacó Fernández Garza. Es “actitud apática”, añadió, “hace patente un sentir de desaprobación en la comunidad en general y provoca un desagrado en los habitantes de este municipio, que es reflejado a través de la presente crítica pública del ayuntamiento”. Por ello, dijo, ante la conducta del ciudadano Carlos Emilio Arena Bátiz, “que ha lastimado a la opinión pública de este municipio, se estima considerarlo como persona non grata”. Damián González del Río, quien contaba con 31 años al momento de su secuestro, era un empresario de la construcción. Su familia pagó un rescate por su liberación, pero sus plagiarios finalmente lo asesinaron. Su cuerpo fue localizado el 4 de agosto de 2012. Por ese hecho fueron detenidos los cuatro sujetos señalados, sin embargo, el pasado 3 de febrero fueron puestas en libertad “mediante el empleo de tecnicismos legales”, según el alcalde sampetrino.

Comentarios