Astudillo impone a primo acusado de corrupto en Educación

lunes, 11 de abril de 2016
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El gobernador priista Héctor Astudillo Flores designó a su primo Raúl Vega Astudillo como funcionario en la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG), a pesar de los señalamientos de presuntos actos de corrupción en su contra. En 2003, Vega Astudillo se desempeñó como subcoordinador de los Servicios Educativos de la misma dependencia y fue acusado públicamente de “promover y beneficiarse” de la venta de plazas sin devengar, uno de los factores que ha generado un déficit de 2 mil 400 millones ante el otorgamiento hasta diciembre pasado de 19 mil plazas sin techo presupuestal. Este lunes, el primo del mandatario fue nombrado coordinador de la Unidad de Nómina de Honorarios, de Estímulos y Compensaciones de la SEG, otra área estratégica de la administración estatal que se caracteriza por la opacidad y el manejo discrecional de recursos públicos. A través de un comunicado se informó que el nombramiento fue entregado por el titular de la SEG, José Luis González de la Vega Otero, otro personaje de negro historial que se ha dado a conocer por diversos escándalos de corrupción y acusaciones por desvío de recursos. De la Vega Otero ocupó el mismo cargo durante la administración del exgobernador Zeferino Torreblanca y, entre las irregularidades documentadas, destaca la venta de toneladas de libros de texto gratuitos a un reciclador de papel, en diciembre de 2005. También la adjudicación directa de un contrato por 100 millones de pesos que benefició a 12 empresas constructoras presuntamente vinculadas a amigos y familiares de Torreblanca Galindo en 2008. El familiar del gobernador Astudillo llega a la SEG luego de que se desempeñó durante seis meses como alcalde interino de Tixtla, cargo que dejó a finales de enero pasado en medio de señalamientos de mal uso de los recursos públicos. El nepotismo en Guerrero El nepotismo, amiguismo y compadrazgo en la administración del gobernador Astudillo es una práctica similar a la que caracterizó a las pasadas administraciones y que tuvo su nivel más visible en el periodo de sus antecesores Ángel Aguirre Rivero y Rogelio Ortega Martínez. Aguirre nombró a sus cuatro hermanos, sobrinos y compadres en cargos de primer nivel, donde algunos permanecieron hasta el día que fue defenestrado por el caso de la masacre y desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, y otros fueron detenidos y estuvieron presos, acusados de enriquecimiento ilícito y desvío de recursos públicos. Por su parte Ortega, quien se comprometió a combatir la corrupción que caracterizó al periodo de Aguirre, designó a su hija Marxitania Ortega Flores, su yerno y su hijastra Karina Hernández Ojeda en la estructura del sistema integral DIF, así como un grupo de amigos que estuvieron cobrando de forma paralela en la administración estatal y la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro). Mientras que Astudillo colocó en la administración a los hijos de sus amigos: el exgobernador y senador priista René Juárez, y el exalcalde de Acapulco, Manuel Añorve, acusado de presuntos nexos con el narcotráfico, quienes también acapararon puestos clave en las secretarías de Finanzas, Desarrollo Social, Salud y Turismo. René Juárez Albarrán cobra como representante del gobierno estatal en la Ciudad de México, y el hijo de Añorve Baños, Manuel Añorve Aguayo, es subsecretario de Desarrollo Social de la entidad. El único mérito de ambos es ser hijos de los principales operadores de la campaña del gobernador Héctor Astudillo, quien es acompañado en sus actos públicos por su hijo menor Ricardo Astudillo, aunque en este caso se desconoce si tiene algún cargo formal o cobra en la nómina oficial. También el hijo del secretario privado de Astudillo, Pedro Ocampo Solís, fue colocado en la actual administración. Pedro Antonio Ocampo Lara es el coordinador general de Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado (FGE). Este hecho refleja el contraste entre el discurso de los gobernantes en turno sobre el tema del nepotismo y el compadrazgo como mecanismo para beneficiar a su parentela y amigos con puestos en la administración estatal.  

Comentarios