Amenazan a Brigada de Búsqueda de Desaparecidos en Veracruz

martes, 12 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego del hallazgo de prendas ensangrentadas y cartuchos en Amatlán de los Reyes, Veracruz, donde la Brigada Nacional de Búsqueda de Desaparecidos se encuentra tratando de localizar a posibles víctimas, esta mañana desconocidos amenazaron a los integrantes y periodistas que se encuentran en el área. Previo a las amenazas, ayer mismo se informó sobre el hallazgo de kilos de ropa ensangrentada, así como de cartuchos y, posterior a ello, el grupo de activistas recibió llamadas telefónicas para desistir de su búsqueda y ya no seguir en Amatlán de los Reyes. Un desconocido, al otro lado de la línea, advirtió a los brigadistas que desistieran de sus tareas pues se encontraban en “una zona caliente”. Sin embargo Mario Vergara, quien se sumó a la brigada después de que en Guerrero ayudó a encontrar 145 cuerpos y cientos de huesos, advirtió que “si el gobierno no busca a nuestros familiares, nosotros lo haremos, no importa que excavemos todo Veracruz”. La historia de Mario, destacó el portal informativo e-consulta.com, está ligada a una desgracia propia: El 5 de julio de 2012 su hermano Tomás fue secuestrado en el municipio de Huitzuco, a una hora de Iguala, donde dos años después serían desaparecidos los 43 estudiantes de Ayotzinapa. No obstante, la búsqueda de Mario no inició sino hasta después de que los padres de los normalistas hallaran cinco fosas con 30 cuerpos, los cuales no correspondían a los normalistas. El brigadista que ahora participa en las revisiones en suelo veracruzano señala que “a partir de ese entonces nos planteamos de que nuestros familiares estaban enterrados y que al menos podíamos saber que ya estaban en otra vida. Pero antes todo fueron amenazas y temor a que también te pasara lo mismo”. Luego explica el objetivo de la búsqueda de desaparecidos: “Este es apenas un camino para la justicia que todos anhelamos, pero ellos (el gobierno) no quieren aceptar que vivimos una crisis severa de derechos humanos”, cuenta con el ánimo de que más veracruzanos se solidaricen en la campaña. El objetivo de la Brigada Nacional de Búsqueda es repetir el ejercicio en todos los estados del país, “para que llegue el momento en que todos nos busquemos entre todos”. En tanto, la veintena de familiares procedentes de siete entidades del país continuará con su labor durante diez días más y no descansará hasta encontrar, por lo menos, una pista sobre las vítimas. Ayer, en la primera jornada de reconocimiento de campo, los brigadistas encontraron pantalones rotos, blusas deshilachadas y hasta una chamarra del Cruz Azul desgarrada, posiblemente con sangre, además de sábanas, una bala y un juguete sexual. Los indicios, según reportó el portal informativo sinembargo.mx, fueron hallados a unos cien metros del famoso árbol de Pochota, a unos tres kilómetros de la cabecera municipal de Amatlán de los Reyes. Uno de los brigadistas explicó que “son indicios de que pudiera tratarse de algo más serio, eso no lo sabemos, se tendrán que hacer cruces de investigación, triangulaciones con fechas de sucesos, pero eso ya le corresponderá a la autoridad”. Además, acotó que los hallazgos se suman a testimonios de vecinos que advierten que ahí han observado movimientos sospechosos de camionetas y han escuchado gritos de tortura. La brigada, conformada por unas 50 personas, fue acompañada de observadores de la CNDH, y darán parte a la Policía Federal (PF) cuando se integren las carpetas completas de los hallazgos.

Comentarios