Suman mil 46 ejecutados en 6 meses de Astudillo; inseguridad es 'percepción”: autoridad

martes, 12 de abril de 2016
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Durante el primer semestre de la administración del gobernador priista Héctor Astudillo se han registrado mil 46 ejecuciones en distintos puntos de la entidad, principalmente en el puerto de Acapulco, indica un reporte oficial de la Secretaría de Seguridad Pública estatal (SSP). Tan sólo en marzo se registraron 188 homicidios dolosos en la entidad, es decir, un promedio de seis ejecuciones diarias, hecho que representa un incremento de 12.5% en comparación con octubre pasado, cuando se registraron 167 ejecuciones. Las ejecuciones registradas el mes pasado (marzo) es la cifra más alta en lo que va del año, ya que en enero se reportaron 166 homicidios dolosos y en febrero 160, indica el informe que proporcionó a Apro el titular de la dependencia, el general Pedro Almazán Cervantes. El documento oficial denominado “Comportamiento delictivo en el estado durante el nuevo gobierno”, incluye sólo cifras de octubre de 2015 a marzo de este año sobre homicidios dolosos, privación ilegal de la libertad, secuestros y extorsión. A pesar de que Astudillo rindió protesta como gobernador el 27 de octubre, la dependencia estatal incorpora la incidencia delictiva total de ese mes. En el caso de homicidios dolosos, en octubre pasado se reportaron 167; en noviembre 173, y diciembre cerró con un incremento significativo de 192. Este año comenzó con 166 ejecuciones en enero; en febrero fueron 160, y en marzo la cifra se elevó a 188, indica el informe de la SSP. El delito de privación ilegal de personas también refleja un incremento en marzo de 6.6% en comparación con octubre pasado, haciendo un total de 114 casos denunciados, y destaca febrero como el mes con mayor incidencia con 22 reportes. En tanto que los secuestros suman 40 casos denunciados en este periodo de seis meses, cifra que representa una disminución de 33.3% de octubre a marzo de este año. Mientras que la extorsión marca un incremento de 8.3%, de octubre a marzo, con una cifra de 73 denuncias en este semestre. A pesar de estas cifras, el secretario de Seguridad en la entidad, Pedro Almazán, aseguró que a partir de 2015 y lo que va de 2016 se ha registrado una disminución en la mayoría de los delitos, y Guerrero pasó del lugar 12 al 15 en la estadística nacional de incidencia delictiva. Lo anterior durante un acto oficial realizado en el Congreso estatal donde se presentó el resultado de la “Encuesta interestatal” y la “Encuesta nacional de victimización y percepción sobre seguridad pública 2015”, donde el coordinador del Inegi en Guerrero, Eladio Hernández Montúfar, mostró los datos recabados en 2014. Al respecto, el titular de la SSP señaló que hace dos años la violencia e inseguridad alcanzaron su máximo nivel en Guerrero, y atribuyó el hecho a una “evidente debilidad institucional que se viene arrastrando desde décadas”. Con ello replicó el discurso del gobierno federal, al señalar que en materia de seguridad pública no se hizo el trabajo correspondiente y por ello la delincuencia rebasó a las autoridades estatales. Luego, consideró que actualmente el problema de inseguridad y violencia que se vive en la entidad es de “percepción”, pues mientras en unos foros se clasifica al estado como el más violento e inseguro, en los eventos culturales y turísticos se considera a Guerrero como un lugar seguro “para el turismo, para los visitantes y un lugar de oportunidades para todos”, remató el funcionario estatal.

Comentarios