Interpol emite ficha roja contra el sacerdote pederasta Eduardo Córdova Bautista

miércoles, 13 de abril de 2016
SAN LUIS POTOSÍ, SLP (apro).- Dos años después de la denuncia que se presentó de manera pública y luego ante la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE), Interpol emitió la alerta o ficha roja para la búsqueda del sacerdote pederasta Eduardo Córdova Bautista. Los cargos contra el cura son: “Privación ilegal de la libertad, abuso sexual calificado, corrupción de personas menores de 18 años de edad o de personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho o de personas que no tienen la capacidad de resistirlo y violación equiparada”. Córdova Bautista, quien gozó de la protección de la arquidiócesis de San Luis Potosí e incluso se desempeñó como su representante legal, habría abusado durante años de adolescentes que fueron sus alumnos en distintos colegios católicos privados, así como en el ejercicio del sacerdocio, según la denuncia pública que hicieron varias de sus víctimas en mayo de 2014. Poco antes, en abril del mismo año, el exsacerdote Alberto Athié denunció que el religioso habría abusado sexualmente de unos cien menores y que el proceso ya había sido llevado al Vaticano, donde se determinó retirarlo del ministerio. No obstante, la arquidiócesis de San Luis defendió a Córdova, y tanto el arzobispo Cabrero como el vocero Jesús Priego negaron conocer las denuncias en contra del sacerdote. Después de acudir a la arquidiócesis y exponer el caso a los arzobispos Arturo Szymanski, Luis Morales Reyes y Jesús Carlos Cabrero Romero, quienes hicieron caso omiso a las acusaciones, 19 víctimas de Córdova decidieron interponer una denuncia penal. En junio de 2014 el acusado fue retirado del sacerdocio y señalado como pederasta por el Vaticano. Tras ello, el arzobispo Cabrero pidió perdón públicamente a las víctimas y abrió una comisión de atención a las mismas y para dar seguimiento al caso, que nunca funcionó y tampoco se acercó a los denunciantes, expuso el representante del grupo, Martín Faz Mora. Tras la admisión de la denuncia penal, la PGJE –en ese entonces a cargo de Miguel Ángel Covarrubias– informó en febrero de 2015 que se había solicitado a la Interpol la emisión de la alerta para la búsqueda internacional del pederasta, quien se presumía había huido a España. Al cambiar el gobierno estatal, el nuevo procurador Federico Garza Herrera aclaró que la dependencia no había hecho la solicitud a la Interpol, por lo que no se estaba buscando fuera de México a Córdova. Finalmente, el pasado viernes 8 la Interpol publicó la ficha de Eduardo Córdova Bautista, de 56 años de edad y originario de San Luis Potosí, 1.72 metros de estatura, cabello entrecano y ojos verdes.

Comentarios