Xochicuautla, las ruinas que Higa dejó

miércoles, 13 de abril de 2016
LERMA, Edomex. (apro).- Comuneros de San Francisco Xochicuautla, directivos de Higa y empleados del gobierno estatal dieron marcha atrás en el establecimiento de una mesa de diálogo que ya habían pactado, en virtud de que la empresa se niega a suspender los trabajos de desalojo y demolición de viviendas para construir la autopista Toluca-Naucalpan. Después de varias horas de reunión con Roberto Campa Cifrián, subsecretario de Derechos Humanos de la Segob, y cuando ya existía un acuerdo para que Higa respetara la suspensión definitiva de la obra ordenada por los amparos 1117/2015 y 1123/2015 y para iniciar negociaciones formales en la sede de la CNDH, la empresa se retractó. [gallery ids="436901,436909,436908,436907,436906,436905,436904,436903,436902"]

Comentarios