Habitantes de Repechique permanecerán en plantón contra aeropuerto de Creel

jueves, 14 de abril de 2016
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- Los pobladores de Bosques San Elías Repechique, que mantienen clausurado el aeropuerto regional de Creel, realizaron una asamblea en la que acordaron permanecer en el lugar hasta que las autoridades estatales les den una solución “definitiva y verdadera”. Luis Javier Pérez Enríquez, vocero de la comunidad, les informó que el gobierno estatal anunció que este viernes a las 10:00 horas llegará una comitiva para entablar de nuevo un diálogo y lograr acuerdos. Sin embargo, los indígenas pidieron un interlocutor neutral entre autoridades y la comunidad, que no sea del gobierno estatal ni los asesores s jurídicos de la comunidad. Los inconformes presentaron un escrito en el Juzgado Octavo, en el que manifestaron su disposición al diálogo para convenir la reparación de daños materiales e inmateriales causados por la construcción del aeropuerto. En el oficio solicitaron al juez que el encuentro con el gobierno estatal se establezca con la Secretaría de Gobierno y un mediador imparcial “con capacidad suficiente” para atender y solucionar el caso de manera definitiva. Jaime Martínez Veloz, garante de la caravana por la Justicia de la Sierra Tarahumara, conminó a las partes a llegar a un acuerdo definitivo conforme a la sentencia emitida por el Juzgado Octavo de Distrito el 27 de noviembre de 2014, en favor del pueblo rarámuri. Durante la asamblea efectuada esta mañana, el sacerdote Gabriel Parga se congratuló por su lucha: "Nos da gusto que se hayan juntado, es bueno pedir respeto, que no se dejen (...) Siempre a los ricos los favorecen y a los pobres les dejan todo desbaratado. Qué bueno que no se dejen porque son ejemplo de que las cosas tienen que ser distintas. Hay más gente con ustedes que con el mismo gobierno, de México y otros países, porque cada vez hay más conciencia de que no deben tirar los pinos. A todos nos alienta su lucha". El marista Leopoldo Zárate les ofreció apoyo en su lucha por defender sus derechos. "Espero que les cumplan los acuerdos para que sigan haciendo comunidad en armonía con la naturaleza, en paz y entre todos”, les dijo. Arturo Merino, comisionado de la comunidad de Tewerichi, también les brindó ayuda a nombre de su localidad: "Queremos apoyarlos, a todas las comunidades nos pasan cosas pero de manera diferente. Aquí estoy acompañando a nombre de mi comunidad". Las comunidades, académicos y sacerdotes que llegaron de Creel y de la ciudad de Chihuahua, continúan como observadores de manera permanente. La noche del miércoles se quedó un grupo de representantes de organizaciones y este jueves serán relevados por otro grupo hasta que los indígenas consideren satisfechas sus demandas y retiren el plantón. El 1 de abril de 2014, la comunidad de Repechique promovió un amparo, debido a que sus habitantes no fueron consultados para la construcción de un aeropuerto comercial  en su territorio. Para el 27 de noviembre, el juez Octavo de Distrito falló en favor de la comunidad y ordenó al gobierno estatal detener la construcción de la pista, la malla y otras áreas hasta que los responsables reparen los daños provocados a la comunidad. En enero pasado, autoridades estatales recorrieron las instalaciones del centro aeroportuario y acordaron reforestar y remediar la zona por la afectación de dos ojos de agua, así como llevar agua potable a su comunidad y recorrer la malla ciclónica que colocaron y tapó sus veredas. Las autoridades tienen de plazo seis meses para cumplir con esa primera etapa de la reparación del daño, aunque hasta ahora sólo han ofrecido pretextos al juez para dilatarlo. La sentencia también obliga al Estado a que antes de la operación del aeropuerto, llegue a un acuerdo con los pobladores indígenas y que ellos participen en la reparación de los daños. Ayer recorrieron el concreto de la pista que antes eran veredas naturales, para tomar el aeropuerto de manera indefinida.

Comentarios