Revés del TEPJF a Moreno Valle: Ana Teresa Aranda será candidata independiente

viernes, 15 de abril de 2016
PUEBLA, Pue. (apro).- A casi dos semanas de que arrancaron las campañas por la gubernatura, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) validó la candidatura independiente de la expanista Ana Teresa Aranda. Al resolver el juicio SUP-JDC-1505/2016, los magistrados dejaron sin efecto la determinación del Instituto Electoral de Puebla (IEEP) tomada el viernes 8 para negar el registro de la expanista como única candidata independiente con derecho a participar en los comicios locales. Este es el doceavo juicio y el definitivo que Aranda Orozco logra ganar desde que inició el proceso para obtener su registro, aunque ya las campañas arrancaron desde el sábado 2 y sólo durarán dos meses previo a las votaciones que se realizarán el domingo 5 de junio. Aunque apenas contará con seis semanas para su campaña, la expanista celebró su triunfo ante los tribunales en su cuenta de Facebook. “En la sesión del pleno del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, reconociendo a los magistrados su compromiso con la justicia electoral. ¡Se aprueba el registro!”, escribió. En distintas ocasiones, la ahora candidata independiente ha acusado al gobernador Rafael Moreno Valle de estar detrás de todos los obstáculos que le impusieron los consejeros electorales para validar su participación en los comicios. De hecho, al argumentar su voto la magistrada María del Carmen Alanís Figueroa hizo notar los insistentes obstáculos que se le impusieron a Aranda Orozco, y cuestionó si no constituía esto un caso de “discriminación o de violencia política”. “Yo me siento obligada como parte de un órgano constitucional a revisar también los actos denunciados, los hechos notorios en este expediente, si no estuviéramos ante un caso de discriminación o de violencia política”, expresó. “No es un tema que esté denunciado, pero yo no puedo hacer de lado toda esta cadena de actos que se tradujeron en obstáculos para el acceso a la candidatura independiente de una mujer”, agregó, al señalar si esto no se debía considerar como un asunto de género. Según el fallo elaborado por el magistrado Salvador Olimpo Nava Gomar, la negativa basada por el IEEP en el hecho de que Aranda Orozco formó parte del Consejo Nacional del PAN dentro del plazo de un año previo a las votaciones es considerada “indebida”, luego de que la norma era inaplicable porque fue aprobada a sólo nueve meses antes del 5 de junio. “Se considera que se dejó de tomar en consideración que al momento de entrar en vigor la norma que prevé tal requisito, la actora no estaba en posibilidad material de cumplirlo, ya que en la fecha en el que se modificó el precepto respectivo, 22 de agosto pasado, la promovente se encontraba en una situación de imposible cumplimiento para alcanzar el requisito como candidata independiente”, señala. El fallo precisa que el tiempo entre la fecha en la que entró en vigor la reforma electoral y la de las votaciones era de poco más de nueve meses, con lo que de aplicarse el plazo de 12 meses, se traduce en un “obstáculo” para el derecho constitucional de votar y ser votado. El magistrado Pedro Esteban Penagos consideró que este requisito sólo podría aplicarse en Puebla hasta el próximo proceso electoral, ante la imposibilidad material para que se pudiera cumplir en estos comicios. En tanto que el magistrado Flavio Galván dijo que al dar a conocer con sólo nueve meses los requisitos para ser candidato independiente, la norma para separarse de un cargo directivo de un partido con un año de anticipación, era imposible física y jurídicamente de cumplir. “A lo imposible, nadie está obligado”, resumió. Igual, los magistrados consideraron inválido que el IEEP haya desvirtuado el registro de la expanista al anular las cédulas de apoyo ciudadano que presentó y sólo aceptar la viabilidad de 122 mil 165 de las 208 mil que presentó. En el dictamen, se menciona que en principio el Instituto Nacional Electoral (INE) había validado 156 mil cédulas de apoyo, las que eran suficientes para sustentar el registro de la candidata independiente, ya que la legislación imponía como requisito 126 mil 395 firmas. Según el órgano electoral, encontró inconsistencias en 86 mil 139 cédulas, pero incumplió en notificar a la aspirante a candidata para que subsanara o aclarara esas irregularidades. Los magistrados señalaron que de las 156 mil cédulas de apoyo que validó el INE, sólo procedía restar las 19 mil 327 duplicadas, pero aun así los apoyos que recibió Aranda eran suficientes para cumplir el requisito para su registro. El magistrado Galván Rivera igual cuestionó que el IEEP fundamentara el rechazo de más de 36 mil cédulas de apoyo en el hecho de que las firmas presentadas eran “notoriamente” diferentes con las plasmadas en la credencial de elector, sin que se presentara algún peritaje que basara esa apreciación. Con esta determinación, Aranda Orozco se sumará a la competencia electoral en la que ya participan otras dos mujeres, que son la exsenadora Blanca Alcalá, postulada por PRI-PVEM y PES, así como la exdiputada federal Roxana Luna, candidata del PRD. Igual están en la contienda por la llamada “minigubernatura” el exalcalde Puebla, Antonio Gali Fayad, quien es postulado por la coalición formada por PAN, Panal, PT, Compromiso por Puebla y Partido Social de Integración, así como el académico universitario, Abraham Quiroz, abanderado de Morena.

Comentarios