Primos Yunes convierten debate en guerra de acusaciones

lunes, 18 de abril de 2016
XALAPA, Ver. (apro).- El primer debate televisado entre seis de los siete candidatos que aspiran a suceder al priista Javier Duarte de Ochoa se redujo a un intercambio de acusaciones entre el candidato del PRI, Héctor Yunes Landa y el del PAN-PRD, Miguel Ángel Yunes Linares. Políticos y primos hermanos, Yunes Landa y Yunes Linares intercambiaron acusaciones de enriquecimiento ilícito, desvío de recursos, insinuaciones de nexos con el narcotráfico, de pederastia, fraude y de su pasado como servidores públicos. En el ríspido debate organizado por Olmeca Multimedios –cuyos primeros propietarios fueron los priistas Marcelo Montiel y Marcos Theurel–, la nota chusca la dio la candidata a gobernadora por el Partido del Trabajo, la expanista Alba Leonila Méndez Herrera, quien a falta de sesudos razonamientos, pidió el voto de la audiencia para así “mandar a la chingada” a los políticos de siempre. La ausencia notoria fue la del candidato de Morena, Cuitláhuac García Jiménez, quien declinó la invitación del medio de comunicación del sur del estado. García ya ha mostrado su desdén hacía la prensa veracruzana al asegurar que no necesita de los medios para ganar, pues lo hará gracias al trabajo político del líder nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador. En el debate, donde los seis asistentes contaban con dos minutos para exponer ideas y propuestas para sacar a Veracruz de la severa crisis de seguridad y de quiebra financiera por la que atraviesa, Yunes Linares y Yunes Landa se echaron en cara las multipropiedades y residencias que poseen. Incluso el candidato priista parodió a López Obrador al recriminarle al exdirector nacional del ISSSTE de tener una mansión en Boca del Río que “ni Obama tiene”. En el tema de la seguridad y cómo contener a la delincuencia organizada, los primos hermanos sacaron notas periodísticas, fotografías y documentos con acusaciones mutuas de nexos y amistades con Francisco Pancho Colorado Cessa, hoy sentenciado a 20 años de prisión en una cárcel americana por “lavar” dinero a “Los Zetas” a través de la comercialización de caballos ¼ de milla. Incluso se sabe que Colorado, dueño de ADT Petroservicios, financiaba campañas locales y federales para el PRI y el PAN. De hecho su hermano Miguel Colorado fue candidato a diputado federal por Acción Nacional en Tuxpán y candidato a la presidencia municipal, pero por el PRD. Además el apoderado legal de Colorado es Francisco Silva, hermano del exlíder estatal priista y hoy vocero de Duarte, Alberto Silva. En la guerra de denostaciones, los Yunes recriminaron la deuda del gobierno de Duarte con la Universidad Veracruzana (UV), la situación del Instituto de Pensiones del Estado (IPE) y los pasivos con contratistas. En el debate también participó el expanista y hoy candidato del Partido Encuentro Social (PES) Víctor Alejandro Vázquez Cuevas, quien planteó que su plataforma política va lejos de la venganza y la complicidad en alusión a ambos Yunes. Vázquez destacó que lo que Veracruz necesita es orden en el área de finanzas y la fiscalización de las cuentas públicas. Durante el resto del debate Yunes Linares insistió que Veracruz necesita un combate frontal a la corrupción, situación que –enfatizó– difícilmente hará el candidato del PRI Héctor Yunes. Al debate también concurrió el exalcalde priista de Xalapa y hoy candidato del Movimiento Ciudadano (MC) Armando Méndez de la Luz, quien señaló que es necesario reorganizar las autoridades policíacas, así como un combate frontal, y no simulado, contra la pobreza de las zonas marginales de Veracruz. “Cero tolerancia, cero corrupción y ni un dejo a la impunidad e injusticia”, dijo. En el tema de seguridad, el priista Héctor Yunes contrarió al aún gobernador Javier Duarte, al asegurar que la entidad y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) ya necesitan ser controladas por la Gendarmería Nacional, por lo que de resultar ganador –anticipó–, desde el 1 de diciembre hará esa petición al gobierno federal. Yunes aprovechó el debate para desmarcarse de sus homólogos de partido, Javier Duarte y Fidel Herrera, pese a que en meses y años anteriores ha manifestado subordinación ante ellos. El único candidato independiente que participó en el debate, fue el expanista y senador Juan Bueno Torio quien aseguró que “combatirá” la corrupción de ganar la administración pública estatal. Pidió el voto para “dejar atrás” a los gobiernos tradicionales del PRI, pese a que él inició su trayectoria pública en ese instituto político.  

Comentarios