Despiden a trabajadores que denunciaron a regidor de Cuautla por acoso sexual

martes, 19 de abril de 2016
CUAUTLA, Mor. (apro).- Las dos trabajadoras del ayuntamiento de Cuautla que denunciaron acoso sexual de parte del regidor de Morena César Salazar Zamora informaron que dos de sus compañeros, testigos del caso, fueron despedidos de su empleo por evidenciar la conducta del edil. En rueda de prensa, Katia Yoselín Ordaz Olvera y Marisol Camilo Luviano, quienes el 16 de marzo, como informó proceso.com, aparecieron públicamente para denunciar la conducta de Salazar Zamora, advirtieron también que la Fiscalía General del Estado (FGE) las está revictimizando al permitir acceso a las carpetas de investigación a personas ajenas al proceso. En reacción a esta denuncia, la dirigencia estatal de Morena se deslindó del regidor, quien unos días después renunció a ese partido y fue cobijado por el PRD, al sumarse con esa fuerza política en el cabildo. Las quejosas explicaron que el 30 de marzo el abogado Hugo Arturo Alonso Coronel se presentó ante la Fiscalía y tuvo acceso a las carpetas de investigación, aunque no tenía acreditada su personalidad jurídica de representación del acusado, pero además las denuncias todavía estaban en proceso de integración, lo que representa una ventaja ilegal de la defensa. “Nosotras, al momento de cuestionarle a la fiscal en ese momento por qué prestó las carpetas, ella dijo que sólo había recibido órdenes de Dana (Danae Velázquez Luna, secretaria ejecutiva de la FGE). Dos días después fuimos a hablar con el fiscal general (Javier Pérez Durón) y le pedimos que tomara cartas en el asunto y que queríamos la destitución de Danae porque estaba beneficiando a una persona”, explicaron. Las dos denunciantes consideraron que la Fiscalía podría estar protegiendo al regidor, “ahora que se pasó al PRD”, y pues todo parece indicar “que el regidor tiene influencias en la Fiscalía”, lo que las deja en estado de indefensión. Además denunciaron que Vicente Hernández y Hugo Arturo López Cardozo, quienes se desempeñaban como asistentes del regidor Salazar Zamora, fueron despedidos por el ayuntamiento de Cuautla, justo un día después de que acudieron a la Fiscalía a declarar sobre los hechos de acoso sexual. “Ellos se dieron cuenta, visibilizaron todos los hechos que ocurrían con nosotras, por lo menos las insinuaciones, las propuestas indecorosas, las vulgaridades del regidor, ellos fueron las personas que lo presenciaron y la Fiscalía los citó a declarar, y en el momento en que ellos van y declaran, al día siguiente el jurídico les dice que están despedidos, sin darles un porqué de la situación. Nosotras creemos que es una represalia que tomó el regidor contra ellos porque sabe que fueron a decir la verdad, lo que vieron”, acusaron. Katia Yoselín y Marisol, quienes tras denunciar el acoso lograron ser reubicadas a otra área del ayuntamiento, exigieron la intervención del cabildo de Cuautla para que inicien un proceso contra el regidor, se le separe del cargo o solicite licencia, para así enfrentar las denuncias como cualquier ciudadano sin influencias. Las trabajadoras también solicitaron a organizaciones civiles de mujeres y defensoras de los derechos humanos a sumarse a este llamado, ya que hasta el momento, “sospechosamente”, no ha habido ningún pronunciamiento de parte de las activistas a favor de los derechos de las mujeres en la entidad. Por ello lanzaron la convocatoria para que se realice una manifestación para exigir el respeto a los derechos de las mujeres, contra el acoso sexual y que el funcionario responsable –y “todos los demás que existen”– de agresiones sexuales, enfrenten la justicia y sean castigados.

Comentarios