Gobernador de Colima cuadruplicó su patrimonio en 10 meses, antes de asumir cargo

viernes, 22 de abril de 2016
COLIMA, Col. (apro).- En diez meses, lapso entre lo que duró su campaña política hasta la toma de posesión, el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez cuadruplicó el número y el valor de sus bienes inmuebles. Según la explicación del mandatario, esto ocurrió como resultado de una herencia recibida y la contratación de un crédito que le permitió adquirir, el 29 de enero de 2016, 11 días antes de asumir el poder, un condominio valuado en 7 millones 50 mil pesos. En su declaración “3de3”, presentada el 20 de abril de 2015, cuando iniciaba su campaña electoral, Peralta Sánchez sólo reportó ser propietario de una casa en la ciudad de Colima, adquirida en 2009 a un precio de 2 millones 100 mil pesos, así como de un departamento en la Ciudad de México comprado en 1999 en 1 millón 150 mil pesos. Ambos fueron adquiridos a través de sendos créditos, por lo que sus bienes inmuebles sumaban un valor de 3 millones 250 mil pesos. Sin embargo, en su declaración patrimonial presentada el 11 de febrero de 2016, cuando tomó posesión como gobernador, ya había siete propiedades más: cuatro predios urbanos adquiridos el 11 de diciembre de 1980, una casa habitación comprada el 4 de agosto de ese mismo año y otra casa con fecha de adquisición del 4 de abril de 1969, con un valor global de 6 millones 168 mil pesos. Otros bienes declarados por el mandatario fueron dos vehículos con un valor de 1 millón 42 mil pesos; menaje de casa por 450 mil pesos; joyas por 350 mil pesos y dos cuentas bancarias con un saldo total de 585 mil pesos. Después de una serie de críticas en algunos espacios de la prensa y en las redes sociales sobre el origen de los nuevos bienes inmuebles, el jefe del Ejecutivo estatal expuso sus argumentos a través de un comunicado. Según el gobernador, los bienes inmuebles que aparecen en SU declaración patrimonial presentada a la Contraloría General del Estado y que no estaban en la del año 2015, son parte de una herencia que aún está en proceso legal. “Estos bienes actualmente se encuentran en trámite de adjudicación dentro del juicio sucesorio intestamentario, con número de expediente 1117/10-A en el Juzgado Mixto de Primera Instancia Civil y Familiar de la ciudad de Colima”, explicó. No obstante, reconoció que después de abril de 2015 adquirió un departamento en la Ciudad de México con un valor de 7 millones de pesos, cuya transacción se hizo a finales de enero de 2016. La adquisición, dijo, la realizó mediante un crédito por 5.5 millones de pesos que tendrá que pagar durante 20 años. El resto --un millón y medio de pesos--, está plenamente justificado por los ingresos que recibió al dejar de trabajar en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes como subsecretario de Comunicaciones. “Recibí poco más de un millón de pesos del seguro de separación individualizado que un servidor contrató con Metlife, en donde estuve aportando recursos de manera periódica hasta llegar a la cifra de 502 mil 996.7 pesos, mientras la SCT aporta una parte igual. Las reglas de este seguro y cómo opera pueden consultarlas en la propia página web de la  empresa Metlife, es algo público y a la vista de todos”, comentó. El resto, poco menos de 500 mil pesos, provienen de recursos propios y ahorros de sus ingresos nominales, así como del finiquito que le otorgó la SCT, dijo. Peralta Sánchez reiteró que existe total congruencia entre sus bienes y sus ingresos, además de que se comprometió a hacer pública cada año la actualización de su declaración patrimonial.

Comentarios