Se paga 'precio justo” por terrenos para Toyota en Guanajuato: Márquez

miércoles, 27 de abril de 2016
LEÓN, Gto. (apro).- El mandatario estatal Miguel Márquez aseguró que se está comprando “a un precio justo” a productores y propietarios los terrenos para la instalación de la planta Toyota en Apaseo el Grande, y aclaró que no dialogará con los integrantes del Comisariado Ejidal de Calera de Ameche que denunciaron compras especulativas y amenazas por parte de funcionarios de su gobierno para presionarlos a vender a un bajo precio. Sin embargo, Márquez se negó a revelar cuánto se ha erogado a la fecha en este proceso de adquisición. “Cuando se termine les decimos”, se limitó a contestar al respecto. Luego precisó que se está pagando a 148 pesos el metro cuadrado “parejo para todos” los propietarios de las alrededor de 600 hectáreas que los gobiernos federal y estatal se comprometieron a entregar a la armadora para su instalación, de las que poco más de cien fueron expropiadas por el estado. Manuel Enrique Ochoa, Francisco Rodríguez Gómez y J. Néstor Hernández Piña –secretario, tesorero y presidente de la comisión de vigilancia del Comisariado Ejidal de Caleras de Ameche– precisaron que los terrenos para la Toyota no están liberados, debido principalmente a que no se han realizado los procesos correctos, no se ha pagado el precio justo y a la opacidad del gobierno estatal en estas adquisiciones y expropiaciones, cuya información se ha ocultado. Los representantes de los ejidatarios expusieron en un desplegado que algunos terceros, como la empresa JAOS&SGB SAPI de CV, cuyo representante se identificó como Juan José García Henríquez, se han acercado a comprar tierras, las cuales después han vendido al estado a un costo superior. Al respecto, en entrevista este miércoles, Márquez Márquez negó que se haya incurrido en trampas para adquirir los terrenos, y sostuvo que el precio de 148 pesos por metro cuadrado es el establecido de acuerdo con el avalúo de la Secretaría de Finanzas, “y es parejo”, pues es lo que ofrecen ambos gobiernos. Incluso, aseguró que ya se adquirieron más de 400 hectáreas, “se han pagado y ya se están entregando a Toyota sin ningún problema; (el proceso) se ha llevado de manera muy clara y muy abierta”, comentó, aunque se negó a revelar los montos pagados por el estado. El proceso de adquisición de los terrenos para la armadora japonesa es dirigido por el subsecretario de Atracción de Inversiones, Franco Herrera Sánchez. Al insistir en que se dará la información cuando concluya el proceso de adquisición, Márquez sostuvo que no hay intermediarios por parte del gobierno estatal. “Es directo, con quien es dueño de la tierra y la ostenta”, atajó. A la petición planteada por los ejidatarios de sostener un diálogo directo, Miguel Márquez respondió con un rotundo no. “No, ya. Allá ellos”, sentenció. Por su parte, el presidente estatal del PRD, Baltasar Zamudio Cortés, recordó que el consejero estatal del partido y líder campesino Miguel Luna Hernández denunció desde el arranque del proceso de adquisición de las hectáreas que se estaba pagando un precio de 148 pesos, muy por debajo de los 800 que el gobierno de Querétaro hizo a los afectados en casos similares. “También denunció que Toyota requiere de 200 hectáreas, no de 800. Y, desde el anuncio de la compra y expropiación de los terrenos, el gobierno del estado ha tenido una postura de opacidad”, indicó el líder perredista. El dirigente del PRD contrastó lo destinado a incentivar la instalación de Toyota (sólo en la compra de terrenos el valor especulativo es estimado en 740 millones de pesos) con los 84 millones de pesos que se entregaron el año pasado como apoyo a micro, pequeñas y medianas empresas. “Se presumen las inversiones extranjeras y el apoyo que se les ofrece, pero esos miles de millones de dólares no se reflejan en el bolsillo de los guanajuatenses: mientras que la entidad se encuentra entre las de mayor inversión, sus salarios se mantienen entre los más bajos del país”, reclamó el perredista, por lo que exigió transparencia en este proceso.

Comentarios