Incendio arrasa 224 hectáreas de bosque y selva en Tepoztlán

jueves, 7 de abril de 2016
TEPOZTLÁN, Mor. (apro).- Un incendio forestal que inició el pasado martes en los cerros de Santo Domingo Ocotitlán y San Jerónimo, en los cerros sagrados de Tepoztlán, devastó hasta 224 hectáreas de bosque y selva baja caducifolia, durante la noche del miércoles y a lo largo de este jueves. Desde el martes que comenzó el fuego y hasta el miércoles por la noche y madrugada del jueves, la presencia gubernamental fue prácticamente nula, según los lugareños. De hecho, el presidente municipal Lauro Salazar aseguró que solicitó al gobierno del estado el apoyo con helicópteros desde el miércoles al mediodía. Y aunque no exhibió la solicitud por escrito, dejó en claro que el incendio podría causar peores desgracias de las que se pensaba en un principio. Así que reclamó al gobierno del estado el hecho de que no haya actuado para conseguir las naves desde este miércoles. Los helicópteros comenzaron a hacer descargas de agua después del mediodía de este jueves. No obstante, el gobernador Graco Ramírez señaló en su cuenta de Twitter que el incendio estaba controlado al 80% el miércoles por la noche. Sin embargo, los vientos que se desataron unas horas después reavivaron las llamas, produciendo lo que el alcalde llamó después “imágenes dantescas”. Que Graco afirmara que el incendio estaba controlado al 80% provocó la ira de los pobladores, quienes comenzaron a publicar imágenes de lo que estaba ocurriendo. Para las dos de la mañana de este jueves las imágenes mostraban una conflagración de proporciones catastróficas. De acuerdo con la brigadista Angélica Ayala, el incendio comenzó el martes pasado por la tarde, y desde ese momento fue denunciado a las autoridades del gobierno municipal y del estado desde ese día, sin embargo, la respuesta fue: “Nos dijeron, mañana lo vemos con calma”. Durante el miércoles, una brigada de “sacatuches”, como les llaman a los brigadistas del gobierno del estado, se apersonaron en el municipio. No obstante, “los (brigadistas) del gobierno no sabían nada, no sabían qué hacer, tuvimos que mostrarles qué hacer”, dijo en entrevista. A las 10 la mañana, el gobierno del estado ofreció una conferencia de prensa a través del secretario de Desarrollo Sustentable, Topiltzin Contreras, quien anunció un plan de contingencia y el envío de helicópteros para el apoyo a los brigadistas. Por su parte, en su cuenta de Twitter la secretaria de Turismo, Mónica Reyes, anunció el cierre de la zona arqueológica ubicada en el cerro del Tepozteco. En tanto, en el zócalo de Tepoztlán los grupos organizados históricamente para combatir los incendios se movilizaron para acopiar víveres y relevar las brigadas. En tanto, organizaciones ambientalistas en Cuernavaca montaron un centro de acopio en la salida norte, para traer víveres e instrumentos esta misma tarde y reforzar el trabajo, dado que el incendio ha consumido una parte importante de los cerros, pero sigue vivo en la parte cercana a Santo Domingo, poblado al norte de Tepoztlán. Por su parte, Gilberto Miguel Ángel Guzmán, presidente de seguridad del barrio de Santo Domingo, de la cabecera de Tepoztlán, afirmó que “el gobierno actuó tardíamente”. Relató cómo el miércoles cerca de las 11 de la noche decidió activar los mecanismos de alarma entre la población porque la conflagración se estaba saliendo de control. Pero esto, en lugar de generar una reacción del gobierno del estado, provocó “molestia” de parte de las autoridades de Protección Civil del estado. “Cerca de la medianoche nos dimos a la tarea de sonar las alarmas del barrio, con la finalidad de que se reuniera la población, que se le diera cierta información de precauciones, para que luego saliera a la tarea de apagar el fuego de manera organizada”, dijo en entrevista. “Hubo demasiadas (afectaciones). Lo que pasa es que las autoridades regularmente cuando ven un percance (sic) de esta naturaleza, lo minimizan. Y ya cuando ven un problema muy serio es cuando le toman mayor interés. Desde antier se dio a la tarea de avisarles a las autoridades porque se veía que la situación era pequeña, pero lo tomaron a la ligera”, denunció. “Ayer (miércoles) sonamos las alarmas. Pero hubo gente de Protección Civil que se molestó, que por qué tocábamos las alarmas. Y aunque intentaron responder a la situación, fue tardía su reacción. Demasiado tardía. Tardía para los problemas que se suscitan en estos lugares”, concluyó. Pasado el mediodía, el gobernador Graco Ramírez y el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano, realizaron un sobrevuelo sobre la zona del incendio para “supervisar” las acciones de combate y para “determinar las afectaciones”. Luego de la visita, por la tarde, se sumó un helicóptero más a las labores de combate al incendio. Esta aeronave fue un helicóptero de la Marina Armada de México. En tanto, habitantes de Tepoztlán denunciaron cerca de las 19 horas, todavía con luz del día, que los helicópteros habían parado la labor de descarga de agua. Lo que volvió a provocar molestia. A esa misma hora se emitió un boletín de la Coordinación de Comunicación Social, en el que se afirma que el incendio estaba controlado al 70%, con la participación de cinco helicópteros, más de 200 brigadistas y voluntarios. De acuerdo con información de los brigadistas comunitarios de Tepoztlán, así como personal del ayuntamiento de ese municipio, a las 20:00 el incendio parece controlado en la zona de Meztitla, pero a mediodía había “brincado” a los cerros de San Juan Tlacotenco, lo que podría extenderlo al norte del municipio. Mientras tanto, al este, en la zona de Santo Domingo Ocotitlán, todavía era imposible atacarlo, dadas las cañadas de más de 90 metros que se interponen. “En algunas zonas, sólo queda esperar. Esperar con tristeza por la vida que va devorando el incendio en el cerro”, comenta con tristeza una mujer agitada con paliacate en la boca y machete en la mano, una brigadista de Tepoztlán.

Comentarios