Tardará tres años la identificación de restos hallados en Coahuila: Grupo Vida

viernes, 8 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Hasta tres años podría tardar la identificación de restos localizados en fosas clandestinas halladas en Torreón, Coahuila. Así lo señalaron miembros del grupo Víctimas por sus Desaparecidos en Acción (Vida), quienes el miércoles y jueves pasados encontraron restos humanos, ropa y casquillos en la búsqueda de personas desaparecidas durante un megaoperativo realizado en ese municipio. De acuerdo con información difundida por el diario Vanguardia de Coahuila, Oscar Sánchez Viesca, miembro de Vida y padre de Silvia Estefanía Sánchez Viesca –desaparecida en Torreón en noviembre de 2004–, detalló que los restos humanos serán analizados por la Policía Científica en la Ciudad de México, pero los resultados para conocer las identidades de las personas a quienes pertenecían podrían tardar hasta tres años. “Los restos son analizados por la Policía Científica de la Policía Federal y tienen mucha demanda para el análisis de las evidencias. Desgraciadamente no únicamente analizan los de Coahuila, también tienen los de otras partes del país, y por eso se tardan tanto”, apuntó. En este caso, según el diario, el padre de familia se refiere a los restos óseos que no han sido triturados, pues asegura que en el ejido Patrocinio –ubicado a 70 kilómetros de Torreón– los grupos de la delincuencia organizada “cocinaban” a sus víctimas en tambos en ácido y después trituraban los huesos para que nunca llegaran a ser identificados. Sánchez Viesca explicó que en el operativo participaron cerca de 100 personas, entre elementos castrenses, Procuraduría General de Justicia, Grupo de Armas y Tácticas Especiales (GATE), peritos de la Policía Científica y cinco binomios (perros entrenados para la búsqueda de personas). A la búsqueda se unieron dos seminaristas y nueve miembros de Grupo Vida. Vanguardia precisó que en el primer día de investigación (miércoles 6) todo el contingente acudió desde temprano a la colonia Camilo Torres –ubicada al poniente de Torreón–, donde se encontraron cuatro costillas humanas, restos óseos de un brazo, blusas de mujer, un cinto, ropa interior femenina, un pedazo de sarape, dos casquillos y alambre de acero. Más tarde se dirigieron a la colonia Buenos Aires –también conocida como los tiraderos de basura–, donde únicamente localizaron casquillos percutidos. Los trabajos continuaron ayer en el ejido Patrocinio, en San Pedro de las Colonias, donde se hallaron más restos óseos al parecer humanos, así como casquillos calibre nueve milímetros. En el segundo día del operativo, miembros del grupo Vida realizaron una búsqueda de desaparecidos en el ejido Patrocinio, a 70 kilómetros de Torreón, y encontraron piezas dentales, restos óseos que podrían ser de cráneo, taquillos y ropa de adulto y niños. Silvia Ortiz, madre de Silvia Stephanie Sánchez Viesca y miembro de Vida, narró que los restos humanos que encontraron, presuntamente fueron incinerados y quebrados, puesto que las partes halladas eran muy pequeñas. Anteriormente Sánchez Viesca denunció que hace varios años el ejido Patrocinio fue utilizado como campo de exterminio por parte de grupos de la delincuencia organizada que operaban en la región, pues el año pasado se encontraron ahí al menos 40 fosas clandestinas.

Comentarios