Maestros en Chiapas toman plazas, mercados y hospitales para difundir demandas

martes, 17 de mayo de 2016
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) cerraron escuelas con candados para obligar a docentes que daban clases a unirse al movimiento magisterial, jornada en la que tomaron plazas, mercados y hospitales públicos para dar a conocer su demandas. Este martes 17 fue considerado el primer día hábil en que los miles de maestros en plantón en Tuxtla no acudieron a sus aulas, luego de que el lunes fue considerado como asueto por el Día del Maestro. Los docentes están advertidos que con tres días de inasistencias consecutivas serán despedidos de sus centros de trabajo. Los maestros inconformes acudieron a plazas comerciales, a mercados públicos, a parques y hospitales para dar a conocer sus demandas de rechazo a la reforma educativa. También dijeron que seguirán en paro hasta que sean escuchados por el gobierno federal. Florentino Pérez Pérez, subsecretario de Educación Federalizada de la Secretaría de Educación estatal, dijo que les fueron reportados cierres de escuelas con candados en diferentes regiones de la entidad. Sin embargo, el número de escuelas cerradas aún es pequeño comparado con la totalidad de planteles del estado. En Chiapas hay 75 mil maestros que imparten sus prácticas docentes en poco más de 20 mil escuelas distribuidas en toda la geografía estatal, en beneficio de un millón 800 mil estudiantes de todos los sectores y niveles educativos. “Sólo 16.97% no tuvo actividades regulares el día de hoy, lo que representan a mil 581 escuelas de los diversos niveles y modalidades del sistema educativo federalizado, es decir, preescolar, primaria, secundaria, educación superior, normal y UPN, adscritas al sistema educativo en su modalidad federalizada”, aseguró Florentino Pérez Pérez. “En cuanto al número de maestros, tenemos las cifra de que 18.49% no asistió a cumplir con su obligación de acudir a desarrollar los contenidos educativos de acuerdo con la jornada laboral, y el total de maestros que no se presentó a laborar es de 7 mil 376”, agregó el funcionario estatal. Independientemente de estas cifras, la Secretaría de Educación, a través de la Subsecretaría de Educación Federalizada, reiteró el exhorto al magisterio chiapaneco a que normalice sus relaciones laborales para que no se afecte el derecho constitucional de los niños a recibir la educación básica en las escuelas que para tal efecto están establecidas y forman parte del sistema educativo del estado de Chiapas. “Sabemos que las demandas de ellos no están en el ámbito estatal, sino que corresponden a la dimensión federal y que tienen que ver con estas llamadas reformas estructurales que el gobierno implementó y en donde está la llamada reforma educativa que plantea cosas novedosas para mejorar y, sobre todo, contribuir al servicio educativo sea de calidad”, justificó. Líder del Congreso insta a Nuño al diálogo El presidente del Congreso local, Eduardo Ramírez Aguilar, reconoció hoy el estado de “descomposición y protesta social” que padece la entidad, por lo que pidió hoy al gobierno federal instale una mesa atención de diálogo para atender el reclamo del magisterio chiapaneco, situación que debe ser considerada por la singularidad que representa la entidad en el contexto nacional. El también presidente del PVEM dijo hoy en tribuna que el plantón magisterial rebasa la competencia del gobierno estatal, por lo que es urgente que el secretario de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño, considere la situación geográfica, económica y social de la entidad y escuche a los maestros de Chiapas. “Hoy tenemos una reforma a la ley de educación federal donde no se contemplaron los contenidos educativos; más bien fue para regular las contrataciones individuales de cada maestro y maestra”, dijo Ramírez Aguilar. Luego recordó que en el 2013, cuando se aprobó dicha reforma, los docentes chiapanecos sostuvieron un movimiento de protesta que duró más de 80 días, porque han visto que la ley afecta a sus intereses laborales en lo individual y como gremio. Por ello, Ramírez Aguilar pidió al titular de la SEP “consideración” para Chiapas, pues este estado vive en su inmensa mayoría del sector público y el sector privado también del gobierno estatal. “No estamos trazados en la misma ruta nacional. Chiapas tiene una diferente composición. Su composición lingüística, su geografía. No es causal que seamos el estado con mayor índice de pobreza. No podemos tasar igual a un maestro de la zona indígena que a uno del norte de la Republica. Los maestros de Chiapas deben ser escuchados una vez más”, clamó Ramírez Aguilar ante el pleno legislativo. También dijo que "algunos medios y en redes sociales se señala que en Chiapas estamos viviendo al borde del precipicio, y es completamente equivocado; hay problemas como todo estado, hay problemas como los tiene el país, pero nosotros somos fieles defensores de la voluntad del pueblo chiapaneco".

Comentarios