Reforzarán vigilancia tras enfrentamientos entre pescadores de Yucatán

martes, 17 de mayo de 2016
MÉRIDA, Yuc. (apro).- Luego del sangriento enfrentamiento que se suscitó el pasado fin de semana en aguas del oriente, que dejó un saldo de un pescador muerto y otro lesionado por herida de bala, autoridades federales, estatales y municipales anunciaron hoy el reforzamiento de la vigilancia en la zona costera de los municipios de San Felipe y Río Lagartos. El pasado sábado pescadores furtivos y ribereños de los municipios de Río Lagartos y San Felipe se enfrentaron en el mar por la captura de pepino de mar, especie altamente cotizada y demandada en el mercado asiático, dejando como resultado un muerto, cuyo cuerpo fue encontrado ayer en una lancha a la deriva, además de un herido. Hoy en una reunión, el Grupo de Coordinación Local de Seguridad, que encabeza el gobernador Rolando Zapata Bello, se acordó extremar la vigilancia conjunta entre la Marina Armada de México y la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca)en este punto del litoral yucateco. También se determinó robustecer las acciones entre las distintas corporaciones policiacas en las playas de la entidad y salvaguardar el trabajo de los pescadores. Por su parte, el diputado federal Joaquín Díaz Mena destacó que la paz social en el oriente yucateco se ha perdido a consecuencia de la pesca furtiva del pepino de mar y otras especies en veda, que a la fecha ha desencadenado varios hechos de violencia, entre ellos enfrentamientos, detenidos, heridos y muertos en varios municipios costeros de la región. “Se está viviendo en Yucatán un conflicto sumamente grave en el sector pesquero en el área de Dzilam de Bravo, San Felipe, Río Lagartos y El Cuyo, causado por la irresponsabilidad del gobierno de Rolando Zapata Bello para garantizar la seguridad de sus habitantes”, acusó el también excandidato del PAN a la gubernatura. Luego calificó como “inaceptable e inaudito que esto suceda en Yucatán propiciado por el gobierno”. “Los pescadores, tanto los furtivos como los que defienden las vedas, son víctimas de los intereses mezquinos de un reducido grupo de permisionarios apoyados por el gobierno con permisos, lanchas y motores, a quienes lo único que les importa es llenarse los bolsillos de dinero a costa de la integridad física e incluso de la vida de los trabajadores del mar”, resaltó. También dijo que los pescadores “son víctimas de gobiernos irresponsables, omisos y corruptos que ni regulan adecuadamente el cumplimiento de las vedas y mucho menos llevan a cabo la vigilancia obligatoria en nuestros mares para evitar la pesca furtiva y prevenir la confrontación entre los pescadores que, víctimas de la pobreza, se ven en la necesidad de procurar y defender las especies que representan el sustento para sus familias”. Además, aseguró que planteó la situación a las autoridades federales de las instancias involucradas con el sector pesquero, a quienes solicitó se lleven a cabo las acciones necesarias de coordinación institucional para la vigilancia en las costas del estado, sin que hasta la fecha haya una respuesta positiva. Mientras tanto, acusó, “el Ejecutivo estatal tiene al sector social de la pesca hundido en el desorden, repartiendo permisos a diestra y siniestra a sus allegados para explotar al verdadero pescador”. Por último, sostuvo que el gobierno del estado conoce perfectamente los problemas que genera la pesca ilegal del pepino de mar, y tal parece que no tiene ningún interés en evitarla; tal parece que prefiere poner oídos sordos al conflicto para dejar en completa libertad de acción a los depredadores permisionarios del pepino”.

Comentarios