Arriban a Oaxaca mil 200 elementos federales ante protestas del magisterio

miércoles, 18 de mayo de 2016
OAXACA, Oax. (apro).- Unos mil 200 elementos de la Policía Federal y de la División de la Gendarmería arribaron a Oaxaca para, según la versión del gobierno, fortalecer los servicios de seguridad pública en la entidad, a través de patrullajes y operativos intensivos, sin embargo, su llegada obedece más a una contención de los maestros de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE-CNTE). La fuerza federal trabajará de manera coordinada con tres mil 500 efectivos de la Policía Estatal, con lo que suman casi cinco mil policías que tienen la instrucción de disolver concentraciones masivas de maestros que cumplieron su tercer día de paro de labores y desactivar bloqueos carreteros o tomas de dependencias gubernamentales. A través de un comunicado, el gobierno de Gabino Cué informó que las fuerzas de seguridad federales y estatales serán apoyadas con vehículos tácticos, respaldo aéreo y equipamiento antimotines, además de contar con servicios de radio-comunicación satelital y la asistencia permanente de personal del Ministerio Público federal y estatal. Y previendo desalojos, advirtió que “los operativos se realizarán atendiendo escrupulosamente los derechos humanos de la población, así como del Uso Legítimo de la Fuerza Policial, además de orientar su desempeño a servicios de prevención del delito, disuasión de riesgos para la convivencia publica, así como al combate frontal a la criminalidad”. Explicó que el personal federal arribó al estado a partir del martes 17 y a lo largo de este día, a través de aeronaves de la Policía Federal y por vía terrestre, mediante dos columnas de vehículos tácticos que llegaron al estado por la Carretera Panamericana 190. Pese al hostigamiento de patrullajes y sobrevuelos constantes en el campamento magisterial, ubicado en el zócalo de esta ciudad, y los bloqueos carreteros del aeropuerto, la carretera Oaxaca-México, el crucero del Monumento a Benito Juárez y frente a las instalaciones del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, los maestros no se han amedrentado, al contrario, realizaron una marcha para exigir mesa de diálogo, libertad a presos políticos, cancelación de órdenes de aprehensión, presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa y rechazo a la Reforma Educativa.

Comentarios