Habrá vocero único en Guerrero para contrarrestar 'campaña” del narco en redes: Segob

lunes, 2 de mayo de 2016
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong, anunció que a partir de esta semana el Ejército se hará cargo del sistema de videovigilancia del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C-4) en la entidad. Luego de subrayar que la estrategia de seguridad encabezada por militares sí ha funcionado, señaló que las autoridades luchan no solamente contra organizaciones delictivas, sino también contra “los detractores del Estado” que desacreditan los esfuerzos realizados con el propósito de “ver un Guerrero envuelto en acciones de violencia”. Por ello, dijo, el gobierno federal nombrará a un vocero único en materia de seguridad en el estado para que informe de manera “pronta y certera” y contrarreste las campañas de desinformación que impulsan los grupos de la delincuencia en redes sociales. Sostuvo que no existen fórmulas mágicas para resolver la problemática de seguridad en la entidad, por lo que apeló nuevamente a la denuncia ciudadana para ayudar al gobierno en esa tarea. El funcionario federal declaró lo anterior al término de una reunión del Gabinete de Seguridad que se realizó esta mañana a puerta cerrada en el Centro de Convenciones ubicado en la zona diamante de Acapulco. Previamente el titular de la Segob sostuvo otra reunión privada con representantes del sector productivo y la jerarquía católica del puerto, donde precisó que 414 miembros de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se harán cargo del manejo del sistema de video vigilancia del C-4 ubicado en el puerto. De esta forma el gobierno federal pretende revertir los efectos de la narcoviolencia y reforzar las acciones instrumentadas desde 2013, que han sido calificadas como un fracaso debido a que la incidencia delictiva en Acapulco sigue siendo la más alta en el país. Al término de ambas reuniones privadas, Osorio Chong ofreció una breve conferencia de prensa donde responsabilizó a los exgobernadores Rogelio Ortega Martínez, Ángel Aguirre Rivero, Zeferino Torreblanca Galindo y René Juárez Cisneros de provocar el ambiente de impunidad, inseguridad y violencia que se vive en la entidad. Superar este negro legado, apuntó, no será una tarea sencilla ni inmediata; fueron varios gobiernos que “dejaron hacer y no hicieron”, lo que ha provocado que grupos delictivos lucren con estas condiciones y reaccionen sembrando miedo y encono. Tras reiterar la necesidad de construir un Centro de Coordinación, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C-5) con cobertura estatal, anunció el envío de 500 policías federales a esta capital en respuesta a los hechos violentos registrados el pasado jueves, cuando cientos de campesinos procedentes de la Sierra, junto con transportistas de esta ciudad, bloquearon la autopista del Sol durante más de ocho horas para exigir seguridad, educación, salud y proyectos de desarrollo social alternativos al cultivo de amapola. Según el gobernador Héctor Astudillo, los narcotraficantes planearon esta protesta que terminó en un desalojo violento ejecutado por la Policía Federal y que dejó un número indeterminado de heridos y desaparecidos, así como 73 detenidos, a quienes se acusó de delincuencia organizada, portación de armas y droga. Al respecto, la procuradora general de la República (PGR), Arely Gómez González, informó que se ejercitó acción penal contra 71 de los 73 detenidos, quienes están en la etapa de la declaración preparatoria ante un juez, para determinar su responsabilidad y definir su situación jurídica en los próximos días. En otro tema, Osorio hizo se refirió a las acciones que instrumentará el gobierno federal en Acapulco y el resto de la entidad, entre las que destacó el reforzamiento de la seguridad en las 11 colonias del puerto donde se registra la mayor incidencia delictiva. Aseguró que se intensificará el trabajo de depuración en las policías municipales y estatales, pero no mencionó nada sobre el avance registrado hasta ahora y omitió el hecho de que la mayoría de los 81 alcaldes de la entidad se han negado a firmar el convenio de mando único policial. Osorio Chong precisó que el gobierno federal dotará de mayor equipamiento tecnológico y capacitación a la Unidad Antisecuestro de la Fiscalía estatal, y reiteró que se construirán cuarteles militares en Chilapa y Teloloapan. En el tema de la prevención, anunció que se instalará una mesa de trabajo en esta capital, Acapulco y otros cinco municipios, con el mismo esquema que se ha hecho en el estado de Michoacán para coordinar intervenciones y acciones con las distintas delegaciones de las dependencias y entidades.

Comentarios