En NL se sienten cada vez más inseguros, pero El Bronco dice que son 'exageraciones de medios”

lunes, 23 de mayo de 2016
MONTERREY, NL (apro).- La confianza ciudadana en materia de seguridad se desplomó en la zona conurbada a un nivel que hace recordar la inquietud generalizada que se vivió durante la crisis de violencia desatada en el estado durante el 2012, alertaron hoy organismos empresariales. Al presentar el Pulsómetro metropolitano de seguridad, que mide la percepción de los habitantes en temas relacionados con índices delictivos, los representantes de las cámaras empresariales detectaron que sólo 8.8% de los ciudadanos considera seguro vivir en la entidad. La muestra tomada vía telefónica entre 4 mil 828 ciudadanos de los municipios conurbados, entre el 5 y el 22 de abril, representa una caída de 8.2% de la medición anterior, tomada en septiembre de 2015, una semana antes de que iniciara la actual administración de Jaime Rodríguez Calderón y de que terminara la del priista Rodrigo Medina de la Cruz. En esta decimotercera edición del Pulso, que es elaborado desde 2011 por personal del Tecnológico de Monterrey, se observan retrocesos en materia de seguridad en todos los municipios calificados: Monterrey, San Nicolás, Escobedo, San Pedro, Guadalupe, Juárez, García, Santa Catarina y Apodaca. El caso de San Pedro fue el más drástico, pues si bien es el que presenta un mayor índice de seguridad, en septiembre reportaba un 63.4% y en abril cayó a 44.4%. “Si bien ya habíamos reportado una degradación paulatina de los indicadores de percepción, durante 2015, los resultados observados en esta edición nos confirman que cuando se ignoran señales tempranas, la situación tiende a complicarse rápidamente”, dijeron los representantes de la iniciativa privada en un pronunciamiento conjunto. Según esta muestra, la policía estatal Fuerza Civil tuvo una disminución de la confianza. En septiembre pasado tenía 21.3% de aceptación y ahora reporta 19.5%. Las corporaciones municipales resultaron con evaluaciones negativas. Todas obtuvieron disminuciones de confianza ciudadana. Únicamente García y Santa Catarina tuvieron incrementos, aunque minúsculos. Como apunte favorable, los ciudadanos señalaron que los alcaldes que sí estaba comprometidos con el tema de seguridad son los panistas Mauricio Fernández, de San Pedro, y Víctor Fuentes, de San Nicolás, así como el priista Adrián de la Garza, de Monterrey. En este mismo cuestionamiento, la ciudadanía observó un repunte en el gobierno de El Bronco, aunque sólo subió .64% y se quedó en 25.9% de aprobación. “De nueva cuenta, las policías municipales continúan siendo la debilidad del sistema de seguridad en Nuevo León ante la poca confianza que les tiene la ciudadanía. Anteriormente estas corporaciones fueron infiltradas por el crimen organizado, dejando indefensa a la ciudadanía. Esperamos que los alcaldes y el gobernador retomen el interés y fortalezcan estas instituciones”, dijeron. Los representantes del empresariado resaltaron que el Pulsómetro no sólo refleja el sentir de los organismos, también de la ciudadanía, que se manifiesta en los resultados del estudio. Al finalizar la presentación recomendaron a los tres niveles de gobierno que se retome el tema de la seguridad como una prioridad y que su uso no sea con propósitos políticos. Además, consideraron indispensable establecer de nuevo una coordinación entre las autoridades para emprender acciones de inteligencia y combate a la criminalidad, por lo que hicieron un llamado para que involucren en este esfuerzo a la iniciativa privada y a la sociedad civil, pues el problema debe ser enfrentado de manera conjunta. También pidieron que las fuerzas federales incrementen su presencia en territorio nuevoleonés y participen en las reuniones periódicas con la autoridad. “La situación actual nos recuerda bastante lo que ya vivimos hace apenas unos años, las señales son claras y ahora contundentes con los resultados que miden la percepción. Lo que esperamos de nuestras autoridades es que estén a la altura de este nuevo reto”, dijeron. El estudio fue avalado por las representaciones en Nuevo León de Coparmex, Consejo Cívico, Caintra, Centro de Integración Ciudadana, Canaco, Canadevi e Invex. En respuesta a la publicación del Pulsómetro, el gobernador Jaime Rodríguez señaló que la percepción de inseguridad se debe, principalmente, a la distorsión de las noticias que presentan los medios de comunicación, “que ven todo mal en la entidad”. “Si hay una percepción evidente es generada por la televisión y por los medios que no les pagamos un solo peso (…). Hay un ataque sistemático de los medios de comunicación para decir que todo está mal y eso implica que haya una percepción también en ese sentido”, reviró.

Comentarios