Paran al menos 300 policías estatales en Guerrero; exigen mejoras y cese de titular

jueves, 26 de mayo de 2016
CHILPANCINGO. Gro., (apro).- Al menos 300 elementos de la Policía Preventiva estatal (PPE), en la región Centro de la entidad realizaron un paro para exigir mejores condiciones laborales y la destitución del titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Pedro Almazán Cervantes. Desde las 07:00 horas de este jueves, los inconformes se concentraron en el cuartel de la corporación ubicado al norte de esta capital y decidieron no salir a prestar su servicio que durante estos días se ha enfocado en el resguardo de edificios públicos ante las protestas del magisterio disidente contra la reforma educativa. Los paristas demandan además de la destitución del titular de la dependencia estatal, franquicias normales sin acuartelamiento, así como el pago de un bono mensual de riesgo de vida, aumento de viáticos y dotación de uniformes de buena calidad. Los inconformes reprocharon el hecho de que las autoridades les descuentan de su salario cuotas que destinan presuntamente a un instituto de seguridad social estatal y a pesar de ello les niegan el otorgamiento de préstamos argumentando que el organismo está quebrado. Sobre este tema, los uniformados reprocharon la opacidad y falta de transparencia gubernamental pues desconocen el destino de la bolsa millonaria que recaudan los funcionarios a través de los descuentos salariales que aplican a los trabajadores al servicio del gobierno estatal. También, denunciaron que las instalaciones del cuartel general están deplorables, sobre todo los baños y los dormitorios. Denunciaron que a las mujeres policías que son madres no se les brinda servicio de guardería para sus hijos y que las autoridades tampoco respetan los días de incapacidad que marca la normatividad. Al lugar de la protesta, acudió el subsecretario de operaciones de la SSP, Enrique Rivera, quien se comprometió a ofrecer una respuesta a su pliego de peticiones en los próximos tres días. Después de casi tres horas de dialogo, los uniformados acordaron otorgar el beneficio de la duda a las autoridades y levantaron el paro con la advertencia que las protestas se van a extender a las siete regiones de la entidad en caso de que no reciban mejoras laborales.

Comentarios