Gobierno de Guerrero afirma que el crimen organizado está detrás de protestas de policías

viernes, 27 de mayo de 2016
CHILPANCINGO, Gro., (apro).- La Secretaría de Seguridad Pública estatal (SSP) atribuyó a la delincuencia organizada el paro de labores realizado ayer por policías estatales que exigen mejoras y el cese del titular de la dependencia estatal. A través de un comunicado oficial, la dependencia estatal consideró que la información sobre el hecho fue “magnificada en redes sociales” por “seudoreporteros” que irrumpieron en el cuartel policíaco para difundir información “tendenciosa que solo afecta la imagen del estado de Guerrero que todos que todos hoy queremos mejorar”. De esta forma, la administración del gobernador Héctor Astudillo Flores minimizó la protesta realizada ayer por policías estatales que exigen mejoras laborales y exhibe las deficiencias de la institución encargada de prevenir los delitos en la entidad. El comunicado oficial descartó que los policías hayan realizado un paro laboral, a pesar de que los uniformados así lo declararon ante reporteros que fueron ingresados al cuartel por los propios servidores públicos que ayer protestaron. “Cabe destacar que esta plática interna fue magnificada al irrumpir en el cuartel central de Chilpancingo, sin autorización alguna, varias personas que se dijeron representantes de los medios de comunicación, sin que pudieran acreditarlo; difundiendo a través de sus redes sociales información tendenciosa que solo afecta la imagen del estado de Guerrero que todos hoy queremos mejorar”, indica el documentos oficial difundido por el gobierno estatal. Luego las autoridades estatales afirmaron que detrás de la protesta de los uniformados se encuentra la delincuencia organizada y textual señaló: “A pesar de que la mayoría de las peticiones elevadas pudieran ser justas, desde hace tiempo se ha venido observando una clara intención de manipular, dividir, confrontar y hasta neutralizar la destacada actuación y compromiso institucional que ha venido mostrando la Policía Preventiva estatal ante la delicada situación de inseguridad y conflictos sociales que afronta el estado”. Luego, el gobierno estatal sentencia sin explicar: “No descartándose que intereses mezquinos y hasta de la propia delincuencia organizada estén aprovechando la falta de ética profesional que algunos malos elementos de la corporación que de manera sistemática buscan evadir sus obligaciones y por el contrario buscan obtener prebendas y beneficios incitando a sus compañeros a la rebelión”. Los uniformados inconformes demandan además de la destitución del titular de la dependencia estatal, Pedro Almazán, franquicias normales sin acuartelamiento, así como el pago de un bono mensual de riesgo de vida, aumento de viáticos y dotación de uniformes de buena calidad. Reprocharon que las autoridades les descuenten de su salario cuotas que destinan presuntamente a un instituto de seguridad social estatal y a pesar de ello les niegan el otorgamiento de préstamos argumentando que el organismo está quebrado. Sobre este tema, los uniformados criticaron la opacidad y falta de transparencia gubernamental pues desconocen el destino de la bolsa millonaria que recaudan los funcionarios a través de los descuentos salariales que aplican a los trabajadores al servicio del gobierno estatal. También, denunciaron que las instalaciones del cuartel general están deplorables, sobre todo los baños y los dormitorios y que las mujeres policías que son madres no se les brinda servicio de guardería para sus hijos y que las autoridades tampoco respetan los días de incapacidad que marca la normatividad.

Comentarios