Presentan a supuesto responsable de la balacera en el bar 'Madame”

viernes, 27 de mayo de 2016
Xalapa, Ver. (apro).- La Fiscalía General del estado (FGE) presentó ayer por la noche a Gabriel Alfredo Martínez Godo como uno de los seis presuntos responsables de la balacera ocurrida la madrugada del pasado domingo 22 en el bar “Madame”, que dejó un saldo de cinco personas muertas y 14 lesionadas. Esta mañana la madre del detenido, Rosalba Godos Gómez, se presentó en un café de esta capital para informar que su hijo fue aprehendido desde el pasado lunes 23 por policías ministeriales que lo encañonaron y “le cortaron cartucho” para que estampara sus huellas digitales en un envase de cerveza, y bajo “amenazas” de atentar contra su familia, dijo, le exigieron que admitiera su responsabilidad en la masacre. Según la Unidad Integral de Procuración de Justicia de Xalapa, Martínez Godo fue incriminado por uno de los heridos, quien funge como testigo y aporta información para esclarecer los hechos. “Uno de los testigos señaló que siendo poco más de las cero horas del 22 de mayo, la afluencia clientelar del centro nocturno estaba en condiciones normales. Entonces dos testigos que se encontraban en la entrada observaron cuando llegó un vehículo de reversa y se estacionó muy próximo a la taquilla, lo que llamó su atención por no estar permitido en esa área. Ahí vieron el carro de la marca Volkswagen y apreciaron sus características, su color e incluso sus placas del Distrito Federal”, detalló. El fiscal Luis Ángel Bravo Contreras precisó que de dicha unidad descendieron tres sujetos que llevaban armas largas y comenzaron a meter a la gente al bar. Uno de ellos entró de inmediato al antro y comenzó a disparar. Los testigos presenciaron cómo lesionaban a algunas de las personas ahí presentes, puntualizó. “Como reacción natural, refieren empleados y testigos, la mayoría se tiró al suelo mientras continuaban los disparos, que siguieron escuchándose por breves momentos, y de inmediato los sujetos se dieron a la fuga”, agregó. Según Bravo, los testigos coinciden en que los probables responsables no iban encapuchados, que les gritaron palabras altisonantes y que todos eran jóvenes. Uno de ellos logró hacer un retrato hablado de uno de los agresores, debido a que lo tuvo a corta distancia. “Estas versiones, ahora precisas, se ven corroboradas con los dictámenes periciales que mediante estudios de criminalística de campo, balística, fotografía forense y dactiloscopía, apoyados por informes de la Policía Ministerial, establecieron los hallazgos de casquillos percutidos en diferentes áreas, desde la entrada hasta el interior”, apuntó el fiscal. Y aprovechó el encuentro con los medios para señalar que son falsas las declaraciones que algunas personas dieron a los medios de comunicación, en las que afirmaron que durante los hechos hubo más de cinco muertos. En contraste, Rosalba Godos aseguró que su hijo estuvo todo el domingo en su casa y que fue detenido al día siguiente en las inmediaciones de Plaza Cristal, junto con otro joven del que se desconoce su paradero. “Mi hijo estuvo repartiendo solicitudes de empleo, actualmente está desempleado. Apenas ayer lo vi un poco, está muy golpeado. Él señala que en su declaración quiso alegar tortura y amenazas, sin embargo, dichas aseveraciones ni siquiera las quisieron estampar en el expediente”, sostuvo. De acuerdo con la mujer, entre las fabricaciones que están haciendo la FGE y la Policía Ministerial, presentaron a su hijo con ropa que ni siquiera es de su propiedad, y para intimidarlo –agregó– lo han golpeado en varias ocasiones.

Comentarios