Se declara PRI en resistencia por intromisión de Moreno Valle en proceso electoral

domingo, 29 de mayo de 2016
IZÚCAR DE MATAMOROS, Pue. (proceso.com.mx).- La candidata del PRI a la gubernatura, Blanca Alcalá Ruiz, se declaró en “resistencia civil pacífica” para protestar por supuestas intimidaciones y amenazas que ha desatado el gobierno de Rafael Moreno Valle en contra de sus simpatizantes. Al encabezar un cierre regional de su campaña, la senadora con licencia aseguró que en Puebla se vive una elección de Estado para imponer en las votaciones del 5 de junio a Antonio Gali Fayad, candidato de la coalición Sigamos Adelante -formada por PAN, Panal, PT, PSI y Compromiso por Puebla- como sucesor en la gubernatura de Puebla. De hecho, esta tarde los priistas iniciaron con una manifestación en Casa Puebla, residencia oficial del gobernador, las acciones de resistencia con las cuales piden al mandatario estatal “sacar las manos del proceso electoral”. En esta protesta participaron el líder estatal del partido, Jorge Estefan Chidiac, el dirigente municipal José Chedraui Budib y el delegado del CEN, Rogelio Cerda, entre otros militantes, quienes reclamaban ser recibidos por el mandatario poblano. Apenas habían llegado los manifestantes, pudieron observar que el helicóptero Agusta que utiliza Moreno Valle para transportarse salió del interior de Casa Puebla, lo que generó rechiflas y abucheos. “¿A qué le temes”, le gritaron. En Izúcar, Alcalá Ruiz denunció que a unos días de las votaciones el gobierno del estado ha emprendido una campaña de persecución y represiones contra maestros, transportistas y burócratas estatales y municipales que simpaticen con su candidatura. Señaló que mientras que los maestros son castigados con cambios de adscripción de sus plazas por simpatizar con el PRI, los transportistas son perseguidos y amenazados con que les quitarán la concesión o les asegurarán unidades si participan en el traslado de priistas a los cierres de campaña de Alcalá. La candidata aseguró que por esa razón tuvo que suspender uno de los cierres de su campaña que estaba programado para realizarse esta tarde en San Francisco Totimehuacán, junta auxiliar de Puebla, ya que los transportistas se negaron a movilizar colonos bajo el argumento de que fueron amenazados por el gobierno estatal. “Los convoco a iniciar un movimiento de resistencia civil pacífica para que el gobernador del estado saque las manos del proceso, para que ningún presidente de oposición siga siendo amedrentado, para que dejen que los poblanos vayan a votar en libertad”, manifestó la priista. “Señalo directamente y pido al gobernador Rafael Moreno Valle que saque las manos de la elección, así como a los alcaldes que integran su coalición”, reclamó. Alcalá mencionó que podría iniciar un “ayuno” para exigir ser escuchada en una mesa de diálogo en la que participe el mandatario poblano a fin de establecer las condiciones para que los comicios se desarrollen sin presiones y amenazas para los ciudadanos. La candidata aseguró tener información que desde los Centros de Control, Cómputo y Comando (C4) y de Emergencia y Respuesta Inmediata (Ceri) se pretende manipular las votaciones que se realizarán el próximo domingo. Por ello, pidió que una comisión de diputados federales y senadores vigile las instalaciones de esos centros dependientes del Consejo Estatal de Seguridad Pública y del ayuntamiento de Puebla, respectivamente.

Comentarios