Frente Mexiquense acusa a PGJEM: tortura, fabrica delitos y carpetas de investigación

jueves, 5 de mayo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Frente Mexiquense, dirigido por José Humbertus Pérez Espinoza, --llamado “prisionero de conciencia” en el Estado de México--, denunció al sistema de procuración de justicia mexiquense y a sus funcionarios por aplicar tortura en las detenciones policíacas, además de fabricar delitos y carpetas de investigación bajo los preceptos del nuevo sistema de justicia penal acusatorio. En un comunicado, el activista aseguró que “el Estado de México ocupa el primer lugar de personas torturadas y que están en los penales de la entidad mexiquense, así como también el 80% de las Carpetas de Investigación que presenta la PGJEM son fabricadas”. Tal situación de procesos y sentencias declaradas “injustamente”, agregó, ha provocado “desintegración familiar, daños morales, materiales, afectivos que son de manera irreparable”. El activista reiteró: “Nosotros somos inculpados y lo mejor de esta lucha es que somos Inocentes”. De acuerdo con el comunicado, el Frente Mexiquense denunció “penalmente” al procurador general de Justicia del Estado de México (PGJEM) Alejandro Jaime Gómez Sánchez; al subprocurador general German García Beltrán; al fiscal regional de Ecatepec Juan Francisco Hernández Aguilar; así como a los fiscales de Homicidio, Secuestros y de Extorsión, Feminicidios, Patrimonio de cuantía menor y mayor, Delitos Sexuales, Fiscales y ministerios públicos de Ecatepec. En su denuncia señalaron también al comisario general de la Policía Ministerial Mauricio Crispín Buitrón Hernández, al comisionado estatal de Seguridad Ciudadana Eduardo Valiente Hernández, así como a las corporaciones de la policía municipal de Tecámac y Ecatepe; incluso, a la Gendarmería Nacional. Los delitos: “tortura y delitos cometidos por servidores públicos de la administración de justicia, fabricación de carpetas de investigación de supuestos delitos que no hemos cometido”. Según el Frente Mexiquense, las administraciones de Arturo Montiel Rojas, Enrique Peña Nieto y Eruviel Ávila Villegas “utilizaron la tortura como instrumento de violencia política de los órganos del estado, para inculpar a inocentes y sentenciados de delitos que no cometieron, tanto en el Sistema Penal Tradicional Ordinario como en el Nuevo Sistema Penal, Adversarial y Oral”. Como ejemplo, mencionaron el caso de la represión en el pueblo de San Salvador Atenco por oponerse a la construcción de un nuevo aeropuerto, durante la gestión del actual presidente de la República. E ese caso, llegaron “cuerpos policiales a torturar y a abusar sexualmente de mujeres, a la mayoría de los detenidos los torturaron y procesaron con la complicidad del Poder Judicial del Estado. Caso Chiconautla El Frente Mexicano destacó el caso del Penal de Chiconautla, en cuyo Módulo 1 de Indiciados existe una población de 750 internos, de la que “287 carpetas son fabricadas, 187 bajo tortura y 100 de haber sido torturados, los inculpados bajo y tortura representan el 25% del Módulo 1 del penal de Chiconautla, un porcentaje muy alto que debe llevar a la renuncia inmediata” del procurador Gómez Sánchez, del fiscal regional de Ecatepec y “de todos los fiscales y ministerios públicos que han avalado la tortura” y la fabricación de delitos, así como contra los jueces involucrados. “El Nuevo Sistema Penal, Adversarial y Oral no debería permitir un solo caso de inculpado que este procesado bajo tortura”, dijo. Acusó que el Sistema Oral Penal en México “ha fracasado y de manera concreta en el Estado de México…si comparamos el viejo sistema penal con el nuevo sistema penal, hoy existen más torturados en las cárceles del Estado de México que antes de que entrara el nuevo sistema Penal”. Tortura para estadísticas La organización acusó que el Estado mexicano “no ha respetado” la Convención de las Naciones Unidas con respecto a la Tortura. Por el contrario, dijo que “en los últimos tres años, la PGJEM y las instituciones policiacas han incrementado la tortura y las detenciones ilegales. Como ejemplo mencionó el caso del mismo José Humbertus Pérez Espinoza –detención ilegal y fabricación de tres carpetas de investigación-- y aseguró: “el Nuevo Sistema Penal, Adversarial y Oral nació muerto en el Estado de México por la grave corrupción de la PGJEM y de las grandes corporaciones policiacas”. Acusó: “los delitos están fabricados y no cuentan con pruebas suficientes, se giran órdenes de aprehensión, se realizan las formales acusaciones, los ministerios públicos y fiscales de la PGJEM, siempre solicitan la vinculación a proceso no obstante de no existir delito señalan, a personas inocentes que han sido torturados, detenidos ilegalmente para fabricarles los delitos que supuestamente cometieron”. El propósito, dijo, es “dar resultados estadísticos”, acelerar las investigaciones sin importar la inocencia de los inculpados y las violaciones graves a sus derechos humanos y así “sostener la falsa lucha contra la delincuencia del gobernador del Estado de México Eruviel Ávila Villegas”. La agrupación destacó la difusión de un video en el canal Youtube el pasado 21 de abril, en el que se grabó al director general de Litigación (de la PGJEM) Fernando Ulises Cárdenas Uribe, cuando reconoció que en la entidad hay delitos que son fabricados y que esa situación ha sido “de toda la vida”. El Frente Mexiquense consideró que “es una confesional muy grave” que amerita el seguimiento en la Fiscalía de Servidores Públicos y la separación del cargo del citado funcionario.

Comentarios