Universitario con autismo propone cambios constitucionales para evitar discriminación

viernes, 6 de mayo de 2016
MONTERREY, 6 de mayo (apro).- Daniel Emiliano Salas Hernández, un estudiante de Derecho, presentó esta mañana dos iniciativas de ley para modificar la legislación mexicana con el propósito de evitar que sean discriminados quienes, como él, padecen autismo. En su argumentación, el universitario aclara que la legislación malinterpreta conceptos como la discapacidad, pues quien tiene su condición no es un inválido, además de que se le demanda a las personas en esta situación que porten un certificado médico que los certifique como autistas, un requisito inconstitucional. Alumno de quinto cuatrimestre de la Escuela de Estudios Multinacionales, Daniel Emiliano acudió hoy a la Oficialía de Partes del Congreso de Nuevo León para promover una enmienda al Artículo 1 de la Constitución Política de México. El joven señala que en la parte en que la Ley dice que “queda prohibida toda la discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades…”, debe decir “las capacidades diferentes” pues él al haber nacido con autismo no carece de capacidad para valerse por sí sólo. “Para el que esto escribe, una persona con discapacidad es aquella que depende de otro ser humano para vivir, para alimentarse, asearse y tomar medicamentos, es una persona que ha perdido alrededor del 90% de sus capacidades físicas y mentales. Una persona con discapacidad es aquella que solo puede seguir con vida gracias a la ayuda y atención de otro ser humano”, aclaró el joven, quien nació con la variación del autismo denominada Síndrome de Asperger. Menciona que actualmente le resulta prácticamente imposible desarrollarse profesionalmente, pues en México no hay opciones laborales para personas con autismo, las empresas nos los aceptan. “No me conformo con las leyes que ya rigen a mi país, porque desde el momento en que me llaman y me califican como discapacitado, me siento discriminado y sin falta de oportunidades como las que tienen los demás”, señala en el texto que entregó hoy en la sede legislativa. En su otra propuesta, Daniel Emiliano presentó un proyecto de ley para derogar el Párrafo VI del Artículo 10 de la Ley general para la atención y protección a personas con la condición del espectro autista. El apartado que busca desaparecer es el que se refiere a los derechos de personas con la condición del autismo, entre los que se menciona: “Disponer de su ficha personal en lo que concierne al área médica, psicológica, psiquiátrica y educativa, al igual que los certificados de habilitación de su condición, al momento que sean requeridos por la autoridad competente”. Sobre este precepto, Salas Hernández objeta: “No puedo pensar, en este momento, en una discriminación más directa que esta. La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos señala en su Artículo 1 que está prohibida la discriminación en México, inclusive para personas con discapacidad. Aunque me niego a reconocer que soy una persona con discapacidad, la ley me califica así, y entiendo que son leyes que me protegen y me otorgan derecho”. Sin embargo, reflexiona, al tener que presentar un documento que lo avale como autista, le está dando derechos al patrón o a cualquier autoridad para que le solicite una carta que lo acredite como “homosexual, heterosexual, o hippie o panista o perredista o cualquier otro calificativo con el que se me quiere calificar, señalar o juzgar”. Después de presentar las iniciativas, el universitario tenía programada una participación como ponente en la mesa de trabajo de la Comisión de Salud y grupos vulnerables, donde se tocaría el tema del espectro autista en el Congreso Local.

Comentarios