Católicos repudian bodas gay en Campeche; exigen respeto a 'la sana moral”

lunes, 9 de mayo de 2016
CAMPECHE, Camp. (apro).- Un grupo de católicos supuestamente alentados por el obispo José Francisco González González protestó esta mañana en el Congreso local contra la legalización de uniones entre parejas del mismo sexo. En la Oficialía de Partes del recinto legislativo, los inconformes entregaron una iniciativa de ley que defiende el matrimonio exclusivamente entre un hombre y una mujer, y aclararon que su postura “no es una rebelión contra el gobernador ni los legisladores, como lo han hecho creer medios amarillistas”, y tampoco una muestra de homofobia. La iniciativa es “ajena a todo credo religioso” y “una expresión de lo que muchísimos campechanas y campechanos deseamos para nuestra sociedad”, apuntaron. La iniciativa ciudadana –contraria a la que envió el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas el pasado 1 de abril, donde solicita dar apertura a los matrimonios igualitarios con el fin de armonizar el Código Civil local con el federal– consta de tres puntos. En primer lugar demanda “respetar la definición de matrimonio como la unión estable de dos personas diferenciadas sexualmente, hombre y mujer, para formar una familia”. Asimismo, “preservar el bien de los hijos en la unión matrimonial. Que no se excluya la apertura a la vida en la complementariedad sexual del matrimonio y que no se vea al hijo como una mercancía”. En tercer lugar, “respetar la estructura familiar y la sana moral que se debe inculcar en la misma”. Los manifestantes destacaron que en la iniciativa que turnó el gobernador sólo se define el matrimonio como la unión de dos personas, pero ya no únicamente “hombre-mujer”, y tampoco establece la finalidad del matrimonio, que a juicio de los inconformes es la familia. “Ya no serán más los hijos, sino la ayuda mutua”, apuntaron. De igual manera, manifestaron que no están de acuerdo en que se permita la reproducción asistida “sin estudios de impacto social, científico y moral en la sociedad campechana”. “La moral y la estructura de la familia dejan de ser protegidas”, subrayaron en un comunicado difundido este mismo lunes, en el que aparecen como firmantes “muchísimos campechanos y campechanas”. Además de esa acción contra la iniciativa enviada por el gobierno estatal, el pasado fin de semana circuló una convocatoria dirigida a los fieles católicos para que acudan a una marcha programada para este martes, cuando sesionará la Legislatura. Y la comunidad evangélica campechana también hizo pública su postura contra la legalización del matrimonio igualitario en el estado. En conferencia de prensa, el dirigente de los evangélicos, Alfonso Durán Moo, llamó a los legisladores a “pensar muy bien y ser muy honestos con sus propias creencias” al momento de emitir su voto, para que no terminen aprobando algo “que va en contra de la sociedad, de la institución familiar y hasta de sus propias convicciones”.

Comentarios