'Que me entreguen el cuerpo completo de mi hija”, reclaman a Eruviel en campaña antifeminicidios

lunes, 9 de mayo de 2016
ECATEPEC, Edomex. (apro).- A diez meses del decreto de la Alerta de Violencia de Género (AVG) en 11 municipios y ante el alto índice de feminicidios y desapariciones de mujeres y niñas, el gobernador Eruviel Ávila Villegas encabezó el lanzamiento de la campaña “No dejemos que las arranquen de nuestra vida”, para visibilizar las agresiones contra la mujeres en la entidad. En uno de los 11 municipios más violentos para las mujeres –que fue gobernado por el propio Ávila Villegas–, 17 familias de víctimas de feminicidio y desaparición llegaron a las instalaciones del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Ecatepec, en representación de cientos de mujeres y niñas que han sido violentadas en esta entidad, para atestiguar el arranque de la campaña. Ésta se divulgará en los 125 municipios de la entidad pero con mayor énfasis en los incluidos en la AVG. A pesar de que en el programa estaban consideradas las palabras de madres de víctimas, no pudieron expresar públicamente sus consideraciones, sino hasta que concluyó el evento y sacaron pancartas e informaron a representantes de medios de comunicación el compromiso de Ávila Villegas por responder a los reclamos de justicia. Guadalupe Reyes, madre de Mariana Yáñez Reyes, estudiante del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desaparecida en 2014, resaltó que las autoridades de la Procuraduría General de Justicia de la entidad han detenido la búsqueda de su hija debido a la negativa de la familia a aceptar “tres fragmentos que salieron del dragado del Río de Los Remedios donde encontraron restos de por lo menos 40 cuerpos”. Al señalar que durante la reunión le exigió a Ávila Villegas esclarecer la identidad de “todos y cada uno de los cuerpos encontrados y que me entreguen el cuerpo completo de mi hija”, Reyes apuntó que cuando los familiares de mujeres desaparecidas denuncian, “lo primero que dicen los ministerios públicos es que se fue con el novio o que nosotros la tratábamos mal y que por eso se fue”. Guadalupe explicó que a ella y a su familia le correspondió investigar la desaparición de Mariana “y de repente de la nada nos dicen que encontraron sus restos, con un ADN que no corresponde al de mi hija al 100%, pero que quieren que acepte para que ellos sigan investigando, eso no me parece lógico”. Las madres se quejaron de la ineficacia y negligencia de las autoridades para investigar. Silvia Vargas, madre de María Fernanda Rico Vargas, asesinada en abril de 2014, acusó que en el Estado de México “te tienes que arreglar con los agentes del ministerio público o los judiciales para que hagan algo. Yo les dije desde el principio que no tenía dinero pero quería justicia, por eso creo que no han hecho nada para detener a los culpables”. Viviana Muciño Márquez, hermana de Nadia Muciño, asesinada en 2004, exigió al gobierno de Eruviel Ávila el cumplimiento de sus compromisos de procurar justicia para las familias de las mujeres víctimas de la violencia feminicida en la entidad. “Sólo así vamos a creer otra vez en las instituciones y en que valió la pena luchar por la alerta de género”, dijo. “No dejemos…” Como parte de la AVG, surgió la campaña “No dejemos que las arranquen de nuestra vida” en el Estado de México. La campaña comenzó tras meses de conversaciones entre el gobierno del Estado de México y el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), organización promotora del AVG. Comprende un despliegue propagandístico en medios electrónicos, escritos, redes sociales así como carteles e infografías en escuelas y dependencias públicas, para prevenir la violencia de género e informar a las víctimas dónde acudir en caso de agresiones. Tras la exhibición de algunos spots de la campaña, Ávila Villegas anunció diez medidas a implementarse como parte de la AVG, que contempla los municipios de Chalco, Chimalhuacán, Cuautitlán Izcalli, Ecatepec de Morelos, Ixtapaluca, Naucalpan de Juárez, Netzahualcóyotl, Tlanepantla Baz, Toluca, Tultitlán y Valle de Chalco Solidaridad. Entre las diez medidas para dar respuesta a la AVG --declarada el 28 de julio de 2015--, el gobernador mexiquense anunció la creación de la Unidad de Análisis y Contexto para la Investigación de los Delitos Vinculados a Feminicidios, Homicidios Dolosos y Desapariciones de Niñas y Mujeres, diseñado por el experto Pedro Díaz Romero, fiscal colombiano. Al señalar que la intención de esa Unidad --que estará conformada por 17 expertos que dependerán de la Procuraduría General de Justicia--, el mandatario estatal dijo que en el Estado de México 85% de los feminicidios “son cometidos por esposos, parejas o por parejas que están en proceso de separación o divorcio”. En lo que va de su administración, agregó, se han abierto 247 carpetas de investigación, hecho 147 consignaciones y dictado 74 sentencias condenatorias. El gobernador enumeró varias acciones en proceso de cumplimiento, en las que van de por medio el diseño de decretos y propuestas al poder legislativo e incluso a la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago). No obstante, al final tuvo que reconocer que en una  reunión previa al acto protocolario, familiares de víctimas le exigieron justicia y el castigo a los funcionarios negligentes. Campaña, referente nacional Durante su intervención, la coordinadora del OCNF María de la Luz Estrada Mendoza destacó que la AVG decretada en julio de 2015 contempló los 11 municipios que “concentran 54% de la violencia feminicida en la entidad”. La defensora recordó que la campaña que arrancó este lunes es sólo una de las medidas de la declaratoria de AVG y admitió que “es un referente nacional porque por primera vez se reconoce de manera contundente, la gravedad de esta problemática, señala las obligaciones del gobierno estatal y municipal para enfrentarla y hace parte a la ciudadanía en la exigencia de sus derechos, así como en tomar acciones preventivas para salvaguardar la vida y la seguridad de las mujeres”. Copartícipe en la elaboración de la campaña, el OCNF dio fe de que la campaña implicó la contratación de consultores nacionales e internacionales para “la investigación del feminicidio, la seguridad ciudadana con perspectiva de género, la elaboración de lineamientos básicos de búsqueda inmediata de desaparecidas, la generación de mapas georreferenciales de las zonas de riesgo, la conformación de un grupo especializado para la revisión de expedientes en rezago y la creación de la Unidad de Análisis y Contexto que coadyuvará en la investigación de la violencia feminicida en los ministerios públicos”. De acuerdo con cifras del OCNF, 60% de las mujeres asesinadas en la entidad sufrieron un alto grado de violencia, 28% de las víctimas tenían entre 21 y 30 años, 18% entre 11 y 20 y otro porcentaje igual, entre 30 y 40; además, 43/% realizaba actividades fuera del ámbito doméstico. En apego a información proporcionada por el gobierno estatal al OCNF se desconoce en 57% de los casos la identidad del agresor, en tanto que sólo en 35% pudo ser identificado. Al evento asistió también Alejandra Negrete, responsable de la Comisión Nacional para Combatir la Violencia contra la Mujer (Conavim), quien se congratuló por el arranque de la campaña como un primer paso para dar cumplimiento a las recomendaciones de la AVG. La funcionaria de la Secretaría de Gobernación aseguró que “la violencia de género es la violación a los derechos humanos más sistemática y paradójicamente la más invisibilizada, por la gravísima y altísima aceptación social ante este terrible flagelo”. Sin abundar en las causas de la violencia, Negrete urgió a la implementación de medidas que “posibiliten en un primer momento, contener las dinámicas de la propician  y consecuentemente fortalecer el andamiaje gubernamental para brindar la asistencia necesaria a la población”. La responsable de Conavim llamó al gobernador y a los 11 alcaldes en cuyos municipios se decretó la AVG a atender las recomendaciones y disminuir la violencia contra las mujeres.

Comentarios