Atacan Procuraduría de Chiapas tras detención del sujeto que ordenó rapar a maestros

miércoles, 1 de junio de 2016
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Integrantes de la Organización Popular Independiente Emiliano Zapata (OPIEZ) atacaron las oficinas de la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE), quemaron cuatro patrullas y retuvieron a 18 funcionarios estatales, luego de que su líder Santiago Calvo López fue detenido por agentes de esa dependencia. Al sujeto aprehendido se le acusa de los actos violentos perpetrados ayer en Comitán contra seis supervisores y directivos del sector educativo en esa región, quienes realizaban reportes de escuelas cerradas, entre ellos dos mujeres de la tercera edad. Se trata de María Dolores Ruiz Guillén, directora de la primaria “Fray Matías de Córdova”; María del Socorro Sosa Alfaro, directora de la primaria “Benito Juárez García”; Bernardo Ángel Castellanos Aguilar, supervisor de la Zona 006; Carlos de Jesús Ruiz Moreno, director de la primaria “Ángel Albino Corzo”; Miguel Solís Morales, director de la primaria “Belisario Domínguez”, y Luis Enrique Salas Chang, docente de la primaria “Benito Juárez García”. Los integrantes de la OPIEZ –supuestamente ligada a un partido político progubernamental– hicieron caminar descalzas a esas seis personas, les colocaron en el pecho una cartulina con la leyenda “traidores” y luego las raparon. También agredieron a personal del Colegio de Bachilleres de Chiapas (Cobach) plantel 10, ubicado en Comitán de Domínguez, entre ellos: Mariselvi Avendaño Alfonso, Pascual Espinosa López, Gilberto Espinosa Vázquez, Crisantema de la Cruz Pérez, Pedro Aguilar Morales, Hugo Ballinas Urbina, Carlos Morales Macal, Jorge Alberto Prado Sapien y Julio César Villagómez Gamboa, de Frontera Comalapa. Esto provocó indignación a escala local, nacional e internacional. Incluso medios como El País retomaron el incidente, del que la CNTE se deslindó al señalar que los actores fueron grupos de choque o personas infiltradas, ligadas al alcalde priista de Comitán, Mario Antonio Guillén Domínguez, conocido como Míster Fox. Luego de su captura en Comitán, Santiago Calvo López fue trasladado en helicóptero a esta capital. En respuesta, sus seguidores atacaron la Fiscalía de Distrito, la saquearon y destruyeron los muebles que se encontraban dentro, además de documentos, aparatos eléctricos y enseres. Elementos de la Policía Municipal intentaron recuperar la Fiscalía, pero fueron superados por los manifestantes, quienes rompieron cristales y realizaron pintas en la fachada del edificio. Por varias horas los integrantes de la OPIEZ retuvieron a 18 trabajadores que luego fueron rescatados por policías estatales, quienes finalmente lograron desalojarlos con gases lacrimógenos. En el rescate de los trabajadores participó el fiscal de Distrito Enrique Méndez Rojas, quien dio a conocer que un “grupo especial” de esta capital capturó y trasladó vía aérea a Calvo López, cuya casa fue cateada por elementos de la Fiscalía Especializada Contra la Delincuencia Organizada (FECDO). En un comunicado, la PGJE precisó que el sujeto “privó de la libertad a las víctimas, a quienes sacaron con violencia de un inmueble, acompañado de un grupo de alrededor de 80 agremiados de la Organización Popular Independiente Emiliano Zapata (OPIEZ), integrada principalmente por comerciantes ambulantes”. Según lo manifestado por los agraviados, apuntó, Santiago López Calvo encabezó la privación ilegal de la libertad. “Posteriormente las víctimas sufrieron presión psicológica al cortarles el cabello, ser obligados a portar pancartas y caminar descalzos en represalia a su negativa de participar en el paro de labores”. La dependencia agregó que como parte de las investigaciones “sobresale un documento firmado por el propio Santiago López Calvo” y algunos maestros integrantes de la CNTE, “donde reconoce que los actos humillantes tenían como objetivo "exigir el cierre de los planteles del Cobach que permanecen impartiendo clases y/o realizando sus funciones, pues de lo contrario tomarían acciones represivas”. Los afectados relataron que mientras les cortaban el cabello fueron golpeados y sometidos, acusados de “traidores”. De acuerdo con el comunicado de la PGJE, elementos de la Policía Especializada de la dependencia cumplimentaron una orden de aprehensión en contra de López Calvo por los delitos de atentados contra la paz y la integridad corporal, y en las próximas horas será puesto a disposición del juez penal en turno y recluido en el penal El Amate.

Comentarios