Caso Toyota: 'Que me investiguen el FBI y la CIA”, reta Márquez

viernes, 10 de junio de 2016
GUANAJUATO, Gto. (apro).- El gobernador Miguel Márquez tronó ante los cuestionamientos por el proceso de adquisición de los terrenos para el clúster automotriz que encabezará la planta Toyota en Apaseo el Grande. “A mí que me investiguen el FBI, la CIA, ¿quién más quieren que me investigue?”, enfrentó a los reporteros. Ante las publicaciones que revelan el beneficio millonario obtenido por una empresa inmobiliaria formada por exfuncionarios de la Procuraduría Agraria del sexenio de Felipe Calderón (José Antonio Ortega Serrano y Santiago Germán Bordes) que compró terrenos a ejidatarios y posteriormente los vendió al gobierno estatal, Márquez sostuvo que el proceso se apegó a la normatividad y que tiene la conciencia tranquila. “Siempre hay suspicacias pero no entraré más en detalles. Se los dije ayer y no voy a declarar más…(tengo) la conciencia tranquila de estar haciendo un bien para Guanajuato, un proyecto que es de carácter internacional, lo hacemos con mucho respeto para los guanajuatenses y para la misma empresa”, comenzó diciendo el gobernador, al ser entrevistado en una gira de trabajo en la que acompañó al director general del ISSSTE, José Reyes Baeza. Anoche, se envió un comunicado del gobierno del estado en el que se afirmó que éste se conduce con ética y transparencia en la compra de las poco más de 600 hectáreas para la instalación de la armadora japonesa en la zona de Caleras de Ameche, en Apaseo el Grande. “La política del gobierno del estado es no comprar tierra. Hicimos una excepción para facilitar la llegada de la armadora más importante del mundo al estado de Guanajuato, decidimos llevar a cabo la compra, coincidimos con los ideales de Toyota de ser una empresa que a su llegada genere progreso en un ambiente de cordialidad y excelente vecindad”, reza el boletín del gobierno guanajuatense, mismo que remató con esta advertencia: “No permitiremos que se ponga en duda la transparencia con la que se conduce este gobierno, lo que nos ha llevado a ganar la confianza de empresas nacionales e internacionales. El gobierno de Guanajuato se conduce con seriedad y transparencia”. Sin embargo, hoy el gobernador Márquez evadió en todo momento la pregunta sobre si se adelantará la apertura de la información sobre la compraventa de los terrenos a particulares y ejidatarios, misma que fue clasificada como reservada hasta el año 2020. “El que nada debe, nada teme y punto y se acabó. No tengo ningún problema”. -¿Pero se va a adelantar?-se le insistió. “Se los digo así, punto y se acabó”, fue su respuesta. El mandatario panista afirmó que si la armadora japonesa eligió a Guanajuato, fue “por la confianza”, misma que el estado no va romper. Pero en la entrevista, Márquez también se negó a hablar sobre los exfuncionarios calderonistas involucrados en las operaciones por las que su gobierno pagó al menos 290 millones de pesos más de lo que originalmente costaban los predios. “No voy a entrar en más detalles, punto. Cuando tienes la conciencia tranquila, cuando haces las cosas bien, no tienes que dar más explicaciones… yo no tengo por qué agachar la cara y esconderme, las cosas se hicieron bien y punto”, dijo. Y sobre la vigilancia del proceso a cargo de una comisión en la que participaron dependencias del propio Ejecutivo como la Secretaría de la Transparencia, Márquez agregó que si otros órganos de control deciden hacer auditoría al proceso, no tiene inconveniente. “Es más, la pediría sin ningún problema, que me hagan auditoría”, planteó.

Comentarios