Gobierno de Guerrero ejecuta obras sin cumplir con normas ambientales

viernes, 10 de junio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) vuelve a enmendarle la plana al gobierno de Guerrero por violar las normas ambientales al construir una obra sin las autorizaciones correspondientes. No es la primera vez en que las autoridades estatales incumplen con la legislación federal en ese y otros rubros. El pasado 14 de abril la Profepa clausuró dos Proyectos de Reubicación y Construcción de Vivienda del “Plan Nuevo Guerrero”, por no contar con autorizaciones en Materia de Impacto Ambiental y Cambio de Uso de Suelo en Terrenos Forestales emitidas por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). En esta ocasión, el organismo encargado de vigilar el puntual cumplimiento de la legislación ambiental encontró anomalías en el proyecto de nuevo hospital que se construye en el poblado de El Quemado, municipio de Acapulco. Al realizar una inspección, la Profepa constató que la obra carece del permiso correspondiente de cambio de uso de suelo que debe expedir la Semarnat. Según el dictamen oficial, la Secretaria de Salud Federal y la Empresa Ingeniería y Control de Proyectos, S A de CV, responsables de la construcción de nosocomio, que tendrá 120 camas, no cumplen ninguna de las tres medidas ordenadas en la Resolución Administrativa. La más importante tiene que ver con el cambio de uso de suelo en un área de 0.439 hectáreas. La empresa constructora removió vegetación forestal de selva baja caducifolia sin el permiso correspondiente, por lo que deberá restaurar el área afectada para dejarla como estaba antes de realizar las obras detectadas al momento de la visita. De acuerdo con la Profepa, la constructora sólo se presentó copia del acuse del ingreso del trámite ante Semarnat de fecha 16 de diciembre de 2015, mismo que fue rechazado por no acreditar la propiedad del predio. Además, a la fecha sigue sin cumplir con al programa de ejecución de las medidas correctivas, de restauración y compensación contempladas en el dictamen técnico y en el complemento al dictamen técnico de la superficie afectada por el cambio de uso de suelo, en el plazo contemplado en el calendario de actividades, debiendo informar mensualmente sus avances a partir de la notificación de la resolución administrativa del 2 de julio de 2015. Por si fuera poco, consignó la Profepa, tampoco se ha presentado ni ejecutado un programa de reforestación con especies de la región, en una superficie de una hectárea en el lugar de la obra, como se establece en la resolución administrativa, toda vez que la reforestación realizada al momento se encuentran en áreas internas dentro del proyecto, donde posiblemente la siembra de árboles mayores no es recomendable. Remachó así la Profepa: “Para realizar el cambio de uso de suelo en terrenos forestales, es imprescindible contar con la autorización emitida por la Semarnat, de acuerdo al artículo 163 lo anterior es una clara infracción a la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable.

Comentarios