Detienen a 5 líderes mineros por supuestos delitos del 2007

martes, 14 de junio de 2016
LÁZARO CÁRDENAS, Mich., (apro).- La Procuraduría de Justicia del Estado de Michoacán (PJM) cumplió una orden de aprehensión contra cinco líderes mineros de la Sección 271 del Sindicato de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana. La acusación es por hechos registrados en 2007, durante un conflicto entre los trabajadores y el entonces Grupo Villacero, según trascendió. Las capturas desataron la protesta de los compañeros de los indiciados, quienes bloquearon cerca de dos horas los accesos a ArcelorMittal, de capital inglés e hindú. En tanto, la PGJ divulgó que en 2007 los cinco dirigentes mineros participaron en un evento en Lázaro Cárdenas en el que resultaron lesionadas 24 personas, además de ocasionar daños por incendio a bienes e inmuebles. Entre los arrestados están Félix Ruiz Ayala, de 41 años de edad; Jorge Fiscal Chauteco de 44; Juan Delgado Jaimes de 49; Esteban Gamiño Aguilar de 52 años y Felipe Manuel Maya Bucio, de 56 años de edad, quienes fueron recluidos en el penal local "El Bordonal". Como  respuesta a las detenciones la Sección 271 movilizó a sus agremiados y tomaron durante aproximadamente dos horas las entradas a ArcelorMittal, en demanda de que los imputados fueran liberados. Los inconformes se retiraron pero advirtieron que de liberar a sus colegas tomarían otras medidas. Los trabajadores metalúrgicos enviaron un comunicado que dice: "Qué está pasando en la Sección 27. En el año 2006 y 2007 se suscitó un conflicto con la empresa y algunos charros que buscaban dividirnos y llevarnos a un sindicato blanco al servicio de la empresa. A tal acción nos agrupamos la gran mayoría de los mineros de esta gloriosa y combativa sección para sacar a esos charros y dimos una muestra de unidad y de fuerza al lado siempre y con su incondicional apoyo de nuestro máximo líder Lic. Napoleón Gómez Urrutia y de todo su equipo de trabajo”. El texto sigue: "Fuimos y sacamos a los charros quienes se agrupaban en ese momento en una purificadora de donde fueron sacados a la fuerza por la gran mayoría de los verdaderos trabajadores y si defender nuestro contrato colectivo y nuestra libertad sindical. Estos charros demandaron a muchos de nuestros compañeros por lesiones y algunas otras acusaciones donde en su momento la empresa que aún pertenecía a Grupo Villacero, de la Familia Villareal de Monterrey, los apoyo y respaldo ésta sucia intromisión más no pudieron lograr su intensión de dividir y menos de llevarnos a un sindicato charro. "En el 2007 después de haber sacado a los Villarreal dueños de Grupo Villacero y a estos charros tomamos un acuerdo de asamblea donde se acordó lo siguiente: que en caso de que algún compañero fuera detenido o privado de su libertad por causas de este conflicto se pararía las labores en la empresa hasta su liberación”: “Compañeros esta es una provocación y como siempre hoy debemos estar unidos todos porque en su momento el conflicto fue causado por la empresa y esa gente vendida y hoy a nuestros compañeros daremos total apoyo".

Comentarios